Murió Eduardo Galeano

Esta mañana en el Centro Hospitalario de Montevideo, murió el escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano a los 74 años de edad.

Galeano nació un 3 de septiembre de 1940 en Montevideo y fue considerado uno de los escritores más destacados de la literatura latinoamericana, abarcando géneros como como la ficción, el análisis político, la historia y el periodismo.

Sus obras más emblemáticas fueron Memoria del fuego (1986) y Las venas abiertas de América Latina (1971), las cuales han sido traducidas a más de veinte idiomas.

También destacan sus obras Las venas abiertas de América Latina (1971), Violencia y enajenación (1971), Días y noches de amor y de guerra (1978), El libro de los abrazos (1989), Bocas del tiempo (2004), El Viaje (2006) y Los hijos de los días (2011).

Fue un entusiasta del futbol, siendo aficionado, al igual que Mario Benedetti del Club Nacional de Uruguay. Sobre su pasión a este deporte escribió Su majestad el fútbol (1968) y El fútbol a sol y sombra (1995).

galeano_f_

Inició su trabajo periodístico editando el semanario Marcha, en donde tuvo a colaboradores como Roberto Fernández Retamar, Mario Vargas Llosa, Manuel Maldonado o Mario Benedetti. Además dirigió por dos años el periódico Época. En su quehacer periodístico además destacó la entrevista que realizó a fines de los sesenta al guerrillero César Montes en el corazón de la selva guatemalteca. En México escribió para La Jornada.

Galeano abandonó Uruguay tras el Golpe de Estado en 1973 y vivió en Argentina, donde siguió trabajando. En 1985 Galeano regresó a su país y se reunió con varios colaboradores con los que trabajó en el semanario Marcha y fundó el semanario Brecha, del que fue miembro del Consejo Asesor.

Junto a figuras como Ernesto Sabato, Luis Rafael Sánchez, Mario Benedetti, Pablo Armando Fernández, Gabriel Gacía Márquez, Pablo Milanés, Thiago de Mello y Carlos Monsiváis, entre otros, demandó la soberanía para Puerto Rico en enero del 2006.

Obtuvo el Premio Stig Dagerman en septiembre de 2010. Este reconocimiento es uno de los más importantes galardones literarios más importantes de Suecia, el cual se le otorgó por siempre estar de forma inquebrantable del lado de los condenados. En su último tuit le deja un consejo a quienes desean ser escritores:

Descanse en paz.

Comentarios