¿El arte de copiar sin hacerlo? Conoce algunos de los “sound-alike” más descarados

Sin lugar a dudas, el mundo de la publicidad es un lugar complejo en donde muchas de sus aristas están regidas por técnicas, conocimientos y objetivos que nunca nos hubiéramos imaginado.

Claro, del lado del receptor todo parece reducirse al “dinero, dinero, dinero, dinero”, a consumir sin mucho sentido. Pero todo esto adquiere un panorama más amplio cuando se ve desde el lado del publicista, el cual emplea técnicas y métodos que incluyen psicología, aspectos culturales, sociales e incluso históricos para encontrar el punto débil del consumidor y convencerlo que es una buena idea gastar su dinero en una bebida de color negro como el refresco de Cola o en un café cuyo costo es dictado únicamente por la marca y no por la calidad de éste.

Una de las herramientas que suele ser más efectiva es la música, sobre todo por la capacidad innata que tiene de despertar emociones o de generar inmediatamente redes de asociación que incluyen memorias, referencias culturales y personales. ¿Y qué mejor manera que anunciar un producto novedoso con un súper hit que es conocido y alabado por mucha gente?

Pero no siempre es barato conseguir los derechos de algún hit comercial, así que los publicistas prefieren contratar a un par de músicos o arreglistas para modificar levemente alguna pieza -en términos de armonía, melodía o estructura- y así todos salen ganando gracias al denominado “sound-alike”: el público que reconoce el tema sin problemas y lo asocia al original; los publicistas que se ahorran muchísimos dólares; y el producto que se ve impulsado en términos mercantiles. Bueno, casi todos porque el músico dueño de la composición original por lo regular no recibe ningún beneficio.

Es por eso que decidimos hacer un pequeño recuento de algunos de los “sound-alikes” más famosos  -y que si nos preguntan a nosotros también son muy descarados-:

Hugo Boss/The XX – “Intro”

*Cabe mencionar que la disquera Young Turks -sello del primer álbum de la banda británica- entabló una demanda en contra de Hugo Boss que aún sigue en proceso.

Pizza Hut/The Black Keys – “Gold On The Celling” 

Troy University/Grizzly Bear – “Two Weeks”

Volkswagen/Beach House – “Take Care”

 Audi/Eminem – “Lose Yourself”

Audi (sip, otra vez)/SOHN – “Lessons”

Outback Steakhouse/of Montreal – “Wraith Pinned to the Mist”


Microsoft/Arcade Fire – Wake Up

Apple/Ok Go – “The Writing’s on the Wall”*

*En este caso, no fue la música la que se fusilaron sino el concepto del video. Es una historia interesante.

Nokia/The XX (¡otra vez!) – “VCR”

Y les dejamos esta joyita para el final:

PRI-Partido Verde/Pharrell – Happy

¿Qué opinan, sopicuates? ¿Cuál agregarían ustedes?

 

 

Estamos hablando de:

Música publicidad