¿Qué no se dio cuenta que era el peor lugar para pararse?

En un punto en el que rompen olas enormes, sin nada para agarrarse, con un enorme agujero atrás (sin albur)… y se le ocurre pararse en ése lugar, ¿qué esperaba?

Claro, ocurrió lo que se veía venir… una enorme ola arrastró a la joven estudiante directo a “The Wormhole”… un boquete de dimensiones considerables, al que si se cae, difícilmente se sale con vida.

Por suerte, el sujeto que grabó el siguiente video no quiso registrar cómo la chica moría ahogada y mejor se ocupó en salvar a la mujer que ahora puede contar que del incidente salió soló con algunas heridas.

*Vía RT

Estamos hablando de:

microinfarto