Lo bueno y lo malo del nuevo Reglamento de Tránsito del Distrito Federal

El nuevo Reglamento de Tránsito para el Distrito Federal, que deberá ser publicado a más tardar el 29 de abril, ya está redactado. De acuerdo con las nuevas disposiciones, las multas a los conductores que manejen mientras hablan por celular o excedan los límites de velocidad serán elevadas considerablemente.

El nuevo reglamento da una prioridad clara a los peatones y ciclistas. El texto reconoce el derecho de éstos últimos a hacer uso preferencial del carril derecho en calles que no cuenten con ciclovía. A su vez, concentra las sanciones en los vehículos motorizados, como automóviles, transportes de pasajeros, de carga y de motociletas.

El nuevo texto contempla la seguridad vial como un derecho y obligará a la autoridades a generar las condiciones para “garantizar la protección de la vida” (de las desventajas de esta disposición hablaremos más abajo).

El nuevo reglamento busca promover el uso racional de automóvil por motivos de salud y para el cuidado del medio ambiente.

El único supuesto en el que un ciclista puede ser sancionado, con una multa de 11 a 20 veces la UCCM (Unidad de Cuenta de la Ciudad de México, que sustituye a los días de salario mínimo como unidad de cuenta) o con arresto administrativo de 13 a 24 horas, es cuando embista a un peatón, aunque no le provoque lesiones y siempre que el agraviado lo solicite.

La velocidad máxima en calles será bajada de 70 a 50 kilómetros por hora y a 10 en estacionamientos. Por su parte, vialidades como Periférico, Circuito Interior o el Viaducto contarán con máximos de 80.

Las multas por exceso de velocidad irán de los 699 a los mil 399 pesos para vehículos particulares. En el caso de transportes públicos ascenderán hasta los dos mil 98 pesos cuando se rebase en zonas de tránsito moderado como escuelas y hospitales.

El uso del celular mientras se maneja será castigado severamente con multas que van de los mil 399 pesos a los dos mil 98, frente a los 349 de la ley actual.

También será castigado el uso indiscriminado del claxon en embotellamientos y el ruido excesivo del motor.

El nuevo reglamento eliminará la polémica vuelta continua a la derecha y, en su caso, a la izquierda, mientras que invadir el carril del metrobús implicará una multa de dos mil 798 pesos, así como el retiro de seis puntos de la licencia.

Las faltas implicarán el retiro de puntos de la licencia en tres grados: uno, tres y seis. La pérdida de 12 puntos implica la cancelación de la licencia, que sólo podrá ser restituida luego de tres años. El historial de puntos de quienes no la pierdan será eliminado cada año.

Los conductores de transporte estarán obligados a conducir exclusivamente por el carril de la derecha, que deberán compartir con los ciclistas. La pena por conducir por carriles centrales serán de hasta dos mil 798 pesos, mientras que la sanción más elevada serán por realizar maniobras de ascenso y descenso de pasajeros en carriles centrales o de alta velocidad, con castigos de hasta 13 mil 990 pesos.

Todas estas medidas, sin embargo, no son suficientes para evitar los excesos por parte de conductores si no van acompañadas de un plan para evitar la corrupción de oficiales de tránsito. La capacitación a los miembros de los cuerpos de seguridad capitalinos es indispensable para garantizar una cultura de la movilidad efectiva.

Por otra parte, son muchas las organizaciones civiles que han criticado algunos elementos de la Ley de Movilidad, en la que se enmarca el nuevo reglamento. Recientemente, un juzgado federal determinó que la oscuridad en la redacción de al menos tres artículos podría propiciar abusos de autoridad y uso excesivo de la fuerza por parte de elementos de seguridad contra manifestantes.

La consigna de “garantizar la protección a la vida” podría interpretarse como una puerta abierta  la violencia mientras no se resuelva este problema. Por su parte, el Gobierno del Distrito Federal ha iniciado un proceso legal para evitar la necesidad de modificar el texto de la Ley de Movilidad.

@plumasatomicas

Comentarios