Música

El último concierto de John Lennon hace 40 años

Un día como hoy hace 40 años John Lennon apareció en público por última vez para dar uno de los conciertos más extraños de su carrera antes de recluirse durante cinco años para cuidar a su hijo Sean, y desafortunadamente ser asesinado en 1980.

Haciendo un poco de contexto, John y Yoko habían estado separados durante 18 meses desde 1974, lo que se conoce como el “fin de semana perdido” de Lennon. Luego de reunirse tras bambalinas en un concierto de Elton John, Yoko se embarazó de Sean quien nacería justamente en el cumpleaños 35 de John. Además la Corte Suprema de Nueva York descartó la orden de deportación contra Lennon y se convirtió en ciudadano residente de Estados Unidos. Igualmente Lennon concluiría su larga batalla legal contra su agente de publishing por sus regalías.

La fecha es 18 de Abril de 1975. El lugar el hotel Waldorf Astoria de Nueva York. La ocasión es una gala multiestelar conformada por Julie Andrews, Peter Sellers, Tom Jones y el propio Lennon quienes actuarían para un público no menos estelar conformado por Lauren Bacall, Kirk Douglas, Gene KellyOrson Welles entre otros, organizada para ser transmitida por television, titulada “A Salute to Sir Lew Grade: The Master Showman.”

El señor Grade era un maestro de los negocios y se transó a Lennon y McCartney por la propiedad de sus temas cinco años antes. ATV era la compañía de Grade obtenía ganancias de los temas de los Beatles y de las carreras solistas de ambos cantantes. Cuando estos comenzaron a darle crédito a sus esposas en las canciones, las ganancias para ATV se redujeron, cosa que no le gustó a Grade.

Macca ganó el pleito pero Lennon tuvo que ceder, así que ATV se convirtió en co-autor de todas las canciones de John en 1974. Así que para el año siguiente, el cantante le estaba rindiendo tributo a Grade en este especial.

El show es uno de los más bizarros de la carrera del señor de nariz aguileña. Para empezar hizo que su banda de acompañamiento luciera máscaras en sus nucas, creadas por el escultor Ruby Jackson, las cuales eran un mensaje para Grade por su personalidad dos caras. Lennon tocaba enfundado en un traje de vinil rojo, muy a la usanza de los New York Dolls.

Por si fuera poco, los televidentes seguro identificaron las letras BOMF en el bombo de la batería, lo cual significa Brothers of Mother Fuckers, nombre de la banda que acompañaba a John. Desde luego como era un nombre poco apropiado para un programa familiar, fueron presentados como “John Lennon Etc.”.

Y qué decir de los ocho músicos que lo acompañaron. Entre ellos estaba ni más ni menos que Mark Rivera quien luego tocaría con Billy Joel y en la banda solista de Ringo Starr. El legendario bajista Tony Levin, también fue parte de este evento histórico, además de participar posteriormente con John en su último álbum, Double Fantasy. Aunque usted no lo crea, el hombre que estuvo detrás de la batería en aquella ocasión, era el muy joven Vinny Appice, el mismo que muchos años después formaría parte de Black Sabbath y el grupo solista de Ronnie James Dio. Tiempo después Lennon le cambiaría el nombre a la banda por Dog Soldier, nombre proveniente de la letra de una de las canciones que jamás grabó, “Incantation”.

Appice quien apenas iba en la preparatoria recuerda que fue una de las mejores cosas que le pasaron en la vida. “En la noche estaba tocando con Lennon y hablando con él, y al otro día estaría en la escuela sin poner atención.”

Lennon tocaría un par de temas de su álbum más reciente, simplemente llamado Rock And Roll. “Slippin’ And Slidin'” de Little Richard y “Stand By Me” de Ben E. King sonarían esta noche la cual cerró con una bizarra interpretación sin piano, medio electrificada, y además con el añadido de la frase “…and no immigration too” para hacer patente su situación migratoria.

Grade murió en 1998 y su compañía ATV le vendió los derechos de las canciones de los Beatles a Michael Jackson. ATV fue absorbida por Sony.

Comentarios