¿Por qué EEUU dice que el Estado Islámico está en México?

Hace unos días, el FBI arrestó a seis individuos en Estados Unidos que portaban pasaportes falsos con la supuesta intención de volar de México a Siria y unirse a las filas del Estado Islámico.

Como en las películas, las autoridades federales lograron desmantelar la red de posibles terroristas, porque uno de ellos decidió convertirse en su informante.

Zacharia Yusuf Abdurahman, Adnan Farah, Hanad Mustafe Musse y Guled Ali Omar fueron arrestados el fin de semana en Minneapolis. Abdirahman Yasin Daud y Mohamed Abdihamid Farah, fueron detenidos en San Diego; según la fuente, tenían un contacto llamado Abdi Nur, quien podía conseguir pasaportes falsos a los jóvenes.

Además, la semana pasada, el think tank Judicial Watch publicó una nota donde afirmaba que autoridades mexicanas habían confirmado que el Estado Islámico opera una célula de ISIS, en una zona conocida como Anapra en Ciudad Juárez, Chihuahua con el objetivo de infiltrarse a través de la frontera hacia Estados Unidos.

Dicha zona está dominada por el “Cártel de Juárez”, La Línea (el brazo armado del cártel) y el Barrio Azteca (una banda formada originalmente en las cárceles de El Paso). Según el informante, los “coyotes” que trabajan para el Cartel de Juárez, ayudan a los terroristas de ISIS a cruzar por el desierto y la frontera entre Santa Teresa y Sunland Park, Nuevo México.

isis_mex

Según el reporte, la intención del Estado Islámico es explotar los ferrocarriles y las instalaciones aeroportuarias en las cercanías de Santa Teresa, Nuevo México, además de que tiene “spotters”, ubicado en las montañas del este de Potrillo de Nuevo México para ayudar con las operaciones de cruce de terroristas por la frontera.

En los Estados Unidos, son los grupos conservadores y algunos republicanos, los que refuerzan esta sospecha, lo que funciona de pretexto para tener vigilada la frontera. Por el contrario, las autoridades mexicanas descartan la presencia de grupos terroristas en Ciudad Juárez; ya que no han tenido ninguna alerta migratoria ni de violencia en la frontera.

En este sentido, hablar de una amenaza islámica en México resulta oportunista, si consideramos que los agentes de seguridad extranjeros ya pueden portar armas durante su estancia en territorio mexicano.

Reforzar este discurso le otorga la posibilidad al país vecino de vulnerar nuestra soberanía nacional y el monopolio de la violencia por parte del Estado para garantizar la seguridad de los ciudadanos, permitiendo que Estados Unidos use armas de fuego en territorio nacional sin dar aviso a las autoridades, bajo el pretexto de cualquier ataque terrorista.

@plumasatomicas

Comentarios