Hay “arsenal” para combatir cualquier contingencia: Carstens

Aunque podría parecer declaración para que nos vayamos preparando para una guerra contra el crimen organizado (¿qué no ya hay una?), no. Lo dicho por el gobernador del Banco de México (BdeM) va en relación a otro gran problema que va a tener que hacer frente la nación: la cada vez más débil economía.

Y cómo no, si desde hace días se viene anunciando la continua depreciación del peso mexicano frente al dólar, la baja en el precio del petróleo, la advertencia de recortes presupuestales –los cuales se pueden prolongar por un indefinido número de años-… y ahora también una posible salida de capitales…

Pero ante tal panorama apocalíptico, Carstens señaló que se cuenta con “un arsenal” de 270 mil millones de dólares, los cuales servirán “para enfrentar cualquier contingencia que se pudiera presenciar”.

carstens

Durante su comparecencia ante integrantes de la Comisión de Hacienda del Senado, el representante del BdeM presumió que ha mantenido una inflación baja y estable… y aunque el año pasado estuvo en 4.08%, espera que este año cierre por debajo del 3%… lo cual está muy bien, pero es a costa del salario y bienestar de la mayoría de los mexicanos, criticaron los senadores perredistas, Mario Delgado, Dolores Padierna y Armando Ríos Pitter.

“Estoy seguro de que si el Banco de México no se hubiera dedicado a mantener la inflación baja y estable, la pobreza sería mayor y el nivel de ingreso menor. De eso no hay duda”, replicó Carstens, de quien queríamos poner la imagen más heróica… pero nada más encontramos ésta.

super-carstens

Sería el colmo no estar preparado, ya que según el gober del BdeM, desde 2008 ya preveían lo que se venía, por lo que la institución financiera se preparó para “esta tormenta”… ¿cómo? Con un guardadito de 120 mil millones de dólares más la reciente línea de crédito flexible que se contrató con el Fondo Monetario Internacional…. Todo junto da un total de 270 mil millones de dólares.

Pero como buen hombre de negocios, Carstens sólo puede prever lo que le conviene, por lo que a la pregunta de si hay riesgo de una mayor devaluación del peso, el rechoncho ex secretario de Hacienda comentó que ve “cierta posibilidad de apreciación del tipo de cambio con el que tenemos al día de hoy”, sin embargo, “es muy difícil de predecir porque los mercados financieros internacionales están muy volátiles”… y en caso de que sí la haya, pues seguro nada más será uno de esos “catarritos” que le dan a la economía nacional.

@plumasatomicas

*Vía La Jornada