Alto funcionario es ligado con empresarios y renuncia… obvio no fue en México

Claro que puedes dirigir un país y dejar el cargo si haces algo que el pueblo no considera digno… o por lo menos esto nos enseñó el primer ministro de Corea del Sur: Lee Wan-koo.

Y es que Wan-koo renunció a su cargo tras ser acusado de recibir sobornos por parte de un empresario de la construcción.

Pero bueno, la cosa es que lo que hizo Wan-Koo fue un poco (sólo un poco) más descarado que cualquier trato ventajoso estilo la Casa Blanca de las Lomas o la casa de Malinalco o Tarjetas Soriana o Monex. Lo que pasó con Wan-Koo es que fue acusado de recibir sobornos por 30 millones de wons (unos 27 mil dólares… no siete millones) de una constructora a finales del 2013, cuando Lee buscaba un escaño en el Parlamento surcoreano.

El escándalo ha manchado los nombres de varios altos cargos de la administración de la presidente Park Geun-hye, quien ya confirmó la renuncia de su primer ministro.

Según el diario Reforma, la crisis política se produjo luego de que  a principio de este mes se suicidara Sun Wan-jong, ex legislador y ex presidente de Keangnam Enterprises, constructora en quiebra. Wan-jong iba a ser interrogado por la Fiscalía tras ser acusado de crear un fondo con dinero de la compañía para sobornar políticos y funcionarios del gobierno.

Tras el suicidio se encontró una nota en su bolsillo en la que aparecen nombres de ocho políticos de alto perfil (incluyendo el nombre de Wan-koo) junto a los montos que recibieron.

El primer ministro negó haber aceptado los sobornos y expresó que se quitaría al vida en caso de que encontraran algo que lo comprobara.

Pues bueno, parece que el suicidio fue político. La pregunta para los coreanos es ¿qué hará la presidente Park para evitar que este tipo de escándalos sigan afectando su administración?

Por otro lado, cuestión para nosotros aquí es ¿y los políticos mexicanos? ¿cuándo sufrirán las consecuencias de sus actos?

@plumasatomicas

Estamos hablando de:

Corea del Sur