Por limpiarle el canalón gratis, le deja herencia de 770 mil dólares

Lo que parece título de una película de Alberto Rojas “El Caballo”, en realidad es una historia que hará que más de uno comience a ayudar al prójimo a ver si algo de provecho puede sacar desinteresadamente.

Ya que fue el único que en los últimos días de su vida se mostró buena onda con él, Ronald Butcher dejó al constructor Daniel Sharp una herencia de poco más de 770 mil dólares. Según medios locales, la amistad que entablaron estos dos sujetos, comenzó cuando Sharp limpió el canalón de la casa del fallecido, pero se negó a recibir pago por la chamba.

Pero como debe de ser cuando en una historia en alguien recibe pago por sus buenas acciones, la familia del ahora difunto –cuyo cadáver fue encontrado en su casa de Enfield, Inglaterra, dos meses después de su muerte- se niega a cumplir la última voluntad de Mr. Butcher.

Según los ambiciosos familiares, el constructor miente sobre la amistad que sostuvo con el pensionado, por lo que han solicitado al juez revoque el actual testamento para  favorecer uno que existía en 2013… escrito antes de darse la amistad entre el difunto y el constructor… claro, en el documento anterior la familia era los ganona.

Como sea, Sharp no dejó de mostrar su asombro ante la generosidad del hombre al que desinteresadamente le ofreció su amistad. “Él encontró un amigo, alguien con quien podía charlar. Tenían intereses compartidos y a él le gustaba escuchar acerca del hijo del señor Sharp”, comentó el abogado del heredero de la fortuna de Mr. Butcher.

Lo anterior es una buena explicación de por qué decidió cambiar el testamento de 2013, añadió el leguleyo. Ya ven, a veces las buenas acciones reciben su recompensa.

*Vía metro.co.uk
Comentarios