Chaplin sobrevive en una lata

En principio, me gustaría aclarar que esta nota no es nada nueva, pero siento la obligación de darla a conocer en este espacio pues tiene que ver con una de las más grandes leyendas del cine en la historia.

Hace algunos meses Morace Park, un inglés que se dedica a coleccionar antigüedades de todo tipo, se enteró que en eBay se subastaba un viejo filme con su lata de resguardo correspondiente. A Park realmente la película no le interesaba en lo más mínimo, pero deseaba la lata, por eso se dignó a ofrecer 3.5 euros por ella (unos 63 pesos mexicanos).

Pasaron las semanas, llegó el paquete y cuando el inglés lo abrió se quedó maravillado al descubrir que el título de la película decía: Charlie Chaplin in Zepped. Casualmente, Park es vecino de John Dwyer, un ex miembro del Consejo Británico para la Clasificación Cinematográfica, quien al revisar la película le informó que se trataba, ni más ni menos, de un material inédito de Chaplin.

El filme muestra imágenes de zeppelines volando sobre Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial, intercaladas con tomas descartadas de películas de Chaplin y una parte de animación stop-motion. Con este montaje parece que Chaplin se burla de un zeppelín que acaba de realizar un ataque aéreo y de acuerdo a diversos críticos, parece ser que esta edición fue realizada con el fin de concienciar al pueblo británico de no tener miedo al empleo de zeppelines utilizados por el ejército alemán durante esa época.

Cabe mencionar que ahora Park y Dwyer han recaudado alrededor de 120,000 libras (2 millones de pesos aprox) para filmar un documental que aborde el descubrimiento e investigación de este material desconocido.

Esperemos que el documental valga la pena o que al menos den conocer el material inédito públicamente. Sin más, y para seguir promoviendo la difusión del cortometraje, les dejo uno de Henry Lehrman, ‘Kid Auto Races in Venice’, sumamente trascendental pues fue la primera película en donde Chaplin personificó a su mundialmente conocido personaje: El Vagabundo.

Por: danielenr

.