Por esto el Día del Trabajo es tan importante para todos

El 1° de Mayo es el Día Internacional de los Trabajadores y es la fiesta más importante del movimiento obrero mundial…y ustedes dirán ¿Y a mí qué? Bueno jóvenes, si Tláloc nos quiere, algún día tendrán un trabajo y es bueno que sepan que este singular movimiento es al que le debemos muchos de los derechos laborales que gozamos hoy en día y es gracias a ellos que no vivimos en las pésimas condiciones que vivían los trabajadores en el XIX… pero ¿por qué se celebra el día de hoy?

En 1889 se celebró en París el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional (organización formada por los partidos socialistas y laboristas que deseaban coordinar su actividad). Fue ahí que se decidió que sería el 1° de Mayo el día del trabajo, la razón es que querían conmemorar un hecho triste y muy valiente, querían recordar la Revuelta de Haymarket y a los Mártires de Chicago, quienes lucharon por la jornada de 8 horas de trabajo.

1mayo_51

Y es que el reclamo de los trabajadores era claro: una reducción de la jornada laboral a 8 horas. Entonces lo “normal” era que los trabajadores se chutaran jornadas de 12 a 16 horas.

La consigna era esta:

“8 horas para el trabajo, 8 para el sueño y 8 para la casa”

Parecía una petición muy racional, humana. Fueron miles de trabajadores los que protestarían y que traerían como consecuencia una huelga nacional que afectó a numerosas fábricas de Estados Unidos.

En 1886, el presidente de los Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó la llamada Ley Ingersoll, y así estableció la jornada de 8 horas.

561

Como la ley no se cumplió , las organizaciones laborales y sindicales de Estados Unidos se movilizaron. La prensa se lanzó contra ellos diciendo que la jornada de 8 horas era algo “indignante e irrespetuoso”, un “delirio de lunáticos poco patriotas” y que era lo mismo que pedir “ que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo” (Ahí tienen a los medios de comunicación criminalizando la protesta desde el siglo XIX).

De hecho el Indianápolis Journal escribió por entonces:

“ Los desfiles callejeros, las banderas rojas, las fogosas arengas de truhanes y demagogos que viven de los impuestos de hombres honestos pero engañados, las huelgas y amenazas de violencia, señalan la iniciación del movimiento”

A partir de allí, el conflicto se fue extendiendo a otras ciudades norteamericanas, logrando que más de 400.000 obreros pararan en 5.000 huelgas simultáneas. La magnitud del conflicto causó preocupación al gobierno y al sector empresarial, que creyeron ver en las manifestaciones y huelgas el inicio de una revolución anarquista.

150430103551_haymarket_624x351_wikimedia_nocredit

Sin embargo, la fábrica Mc.Cormik de Chicago no reconoció la victoria de los trabajadores y el 1º de mayo de aquel año la policía disparó contra los manifestantes que, a las puertas de la fábrica, reivindicaban el nuevo acuerdo. Durante los siguientes días murieron más trabajadores, hasta que el día 4 una bomba estalló contra las fuerzas policiales, suceso conocido como “el atentado de Haymarket”.

Louis Lingg, unos de los mártires de Chicago

Louis_Lingg_portrait

El 21 de junio de 1886 comenzó el juicio a 31 obreros acusados de haber sido los promotores del conflicto. Todos fueron condenados, dos de ellos a cadena perpetua, uno a 15 años de trabajos forzados y cinco a la muerte en la horca. La culpabilidad de los condenados nunca fue probada.

Michael Schwab, otro de los mártires de Chicago

Michael_Schwab_portrait

A finales de mayo de 1886 varios sectores patronales accedieron a otorgar la jornada de ocho horas a varios centenares de miles de obreros. El éxito fue tal, que la Federación de Gremios y Uniones Organizadas expresó su júbilo con estas palabras:

“Jamás en la historia de este país ha habido un levantamiento tan general entre las masas industriales. El deseo de una disminución de la jornada de trabajo ha impulsado a millones de trabajadores a afiliarse a las organizaciones existentes, cuando hasta ahora habían permanecido indiferentes a la agitación sindical.”

¿Y México?

La lucha de los trabajadores (que somos todos los que no son dueños de los medios de producción) no ha terminado, por lo menos no en México.

Los mexicanos son el pueblo que más trabaja dentro de la OCDE (La Organización para la Cooperación y el Desarrollo) y son los que menos ganan, tanto en la OCDE como en todo este continente (el salario mínimo mexicano está por debajo del que perciben los chinos, por ejemplo).

El bajo crecimiento económico y las latas tasas de desempleo que hay en el país ha empujado a los mexicanos a que acepten remuneraciones más bajas por el mismo tipo de trabajo que realizaban anteriormente, esto incluye a las personas más preparadas (de hecho los universitarios son uno de los sectores que más sufren a nivel laboral).

Las altas tasas de informalidad (que es una escapatoria al ambiente laboral formal tan terrible en el país) han hecho más precarias las condiciones de los trabajadores quienes viven muchas veces sin siquiera las prestaciones de Ley (muchos mexicanos aceptan hasta trabajar más de ocho horas en contra de lo  que marca la ley y en perjuicio de su salud y desempeño laboral).

Ya se van a cumplir 3 años de la aprobación de la reforma laboral y parece que no ha generado nada de lo que se esperaba, no ha incrementado sustancialmente la productividad, ni un incremento en las prestaciones de los trabajadores…el futuro laboral en México permanece incierto y desolador…¿todavía creen que no es importante este día?

@plumasatomicas

Estamos hablando de:

dia del trabajo

Notas relacionadas:

Comentarios