Perrito obtiene amparo para evitar ser sacrificado

Un perrito llamado “Capitán” ha conseguido obtener un amparo de un juez del Distrito Federal para evitar, nada menos, que su sacrificio.

El can fue acusado ante el Ministerio Público de morder a una niña en Iztapalapa. En respuesta, las autoridades resolvieron que “Capitán” debía ser llevado al Centro de Control Canino, para sacrificarlo.

Cuando el destino del perrito parecía estar decidido, gente de una organización proanimal actuó para defenderlo.

La asociación civil “Gente por la Defensa Animal A.C.” (GEPDA) envió dos oficios, uno al Ministerio Público y otro al Centro de Control Canino, para solicitar el resguardo del animal, pero al no conseguir respuesta, presentó un amparo ante el Juez Cuarto de Distrito de Amparo Penal con sede en el Distrito Federal, cual fue aceptado.

GEPDA argumentó que un grupo de niños molestaban a “Capitán” -lo pateaban y le torcían la cola- a lo que él respondió mordiendo a la menor.

Otro punto a favor del perrito para que le concedieran el amparo, fue que los vecinos de la unidad habitacional donde “Capitán” vive lo consideran como un claro ejemplo del mejor amigo del hombre: noble, obediente, cariñoso, juguetón y, aunque no tiene dueño, es muy querido por todos.

“Capitán”, que ahora tiene un amparo protegiéndolo de ser sacrificado, lleva ya tres semanas encerrado en el Centro de Control Canino. GEPDA espera que sea liberado.

@plumasatomicas

Comentarios