¿Qué tan fácilmente puede llevarse un desconocido a un niño?

Solemos pensar que tenemos a nuestros hijos, primos o sobrinitos siempre protegidos, y que basta con estar cerca de ellos para que estén a salvo. Sin embargo, a veces pasamos por alto lo sencillo que puede ser que un desconocido se acerque a ellos y en cuestión de segundo se los lleve.

Y no, no estamos hablando de que alguien pase corriendo y nos lo arrebate. Al contrario, ganarse la confianza de un pequeño y hacer que éste se vaya con nosotros, aún y cuando no nos conoce es aterradoramente fácil.

Sobre eso trata un experimento social que realizó Joey Salads, un youtuber que habitualmente realiza videos humorísticos, pero que en esta ocasión quiso mostrar un tema más serio.

En el video podemos ver a Joey en un parque, acercándose a los padres de algunos niños para preguntarles si les han hablado a sus hijos sobre la importancia de no hablar con personas extrañas. Después les pide autorización para ponerlos a prueba, y así, se acerca a los pequeños acompañado de su perro Donut.

Esto fue lo que ocurrió:

Como vemos, para un desconocido es muy fácil ganarse la confianza de un niño, aún y cuando su padre esté cerca de ellos.

Este video ya lleva más de 5 millones de visitas y debe servirnos como advertencia para hablar más con los niños que nos rodean sobre lo peligroso que puede ser hablar con desconocidos.

Está para reflexionarse ¿no?

Estamos hablando de:

experimentos niños