Parece que Spotify expandirá sus terrenos al video

Desde el año pasado, los expertos pronosticaron que el futuro de la industria musical se encontraba en el negocio del streaming, ya que la compra, tanto física como digital de material musical ha decaído, mientras que las suscripciones a servicios de escucha en línea van en aumento. A quien más preocupa esto es a los músicos como Pharrell Williams, cuyas 43 millones de reproducciones en Pandora le dejaron menos de 3,000 dólares el año pasado o Portishead que después de haber sido escuchado 34 millones de veces en línea, sólo ganó unos nada impresionantes 2,500 dólares, pero les guste o no, esto es a lo que le están apostando las disqueras, los inversionistas y más importante, los fans.

Frente a este panorama, más empresas se están sumando a la campal por sacarle jugo a este negocio; TIDAL y el aún misterioso servicio que Apple está preparando con ayuda de Zane Lowe y Trent Reznor son dos de los nuevos participantes con los que Spotify -el rey actual del streaming de paga- debe tener cuidado. Y al parecer los directivos de esta joven empresa están muy al tanto de ello, ya que según reporta el Wall Street Journal, Spotify “ha estado buscando a compañías especializadas en hacer contenido para YouTube” y se han interesado en comprar contenido exclusivo y asociarse con productoras de video. La respuesta más obvia de esto, es que Spotify intentará expandir sus terrenos hacia donde YouTube gobierna, lo cual parece arriesgado.

En teoría, la competencia en el mercado debería beneficiar a los consumidores, forzando a las empresas a mejorar su contenido y mantener precios competitivos, pero ¿qué repercusiones tendrá esto para quienes generan la material prima?

Estamos hablando de:

Spotify

Notas relacionadas:

Comentarios