A dieta pa’ Sudáfrica

Entre los precios, la conclusión a marchas forzadas de algunas sedes y la pobreza que aqueja a Sudáfrica, la seguridad es otro de los puntos que más preocupan a los asistentes del próximo mundial.

Es por ello que, similar al programa que manejara el gobierno capitalino el año pasado, la policía de la nación africana ha tomado medidas drásticas para mantener en forma a sus agentes y “garantizar la seguridad” de la afición mundialista.

El programa consiste en un regimen integral de ejercicios para que los policias sean más ágiles, además de fijar tallas de uniforme a cada uno, misma que deberán de consevar en toda su carrera. El programa obligaría entonces a los policías a mantener un peso y condición saludable. De no hacerlo, éstos tendrían un año para recuper su talla; si este objetivo no se cumpliera, los oficiales serían expulsados.

Las cifras dicen que, por lo menos, la mitad de los policías de una comunidad cercana a Ciudad del Cabo sufren de obesidad; si a ello se le suma que Sudáfrica es uno de los países con altos casos de delitos violentos, se deduce que su policía no es la más efectiva y la mejor preparada.

Veremos como les va a los polícias de aquel continente.

Estamos hablando de:

Mundial Sudáfrica 2010
Comentarios