Música

Liber Terán: Música de todo el mundo y música de uno solo

Liber Terán es conocido mayormente por su trabajo con Los de Abajo, pero se ha mantenido vigente gracias a su proyecto en solitario, con el cual ya ha publicado tres discos de larga duración, a los cuales este año se les suma el EP producido por Quique Rangel de Café Tacvba, Cantante solitario.

El mayor atributo de la música de Liber Terán es sin duda la multitud de influencias que es capaz de guardar en su interior. En una misma canción puedes escuchar acordeón, salterio, guitarras distorsionadas y muchos guiños a la música folclórica de nuestro país, sin sentir que la canción perdió su sentido. Siendo un músico en constante búsqueda de nuevas voces, la respuesta sonora para su nuevo disco fue sustraer elemento y terminar con un álbum mucho menos cargado, instrumentalmente hablando.

Escuchando este material fue que decidimos sentarnos a platicar con el prolífico compositor para que nos hablara más de Cantante Solitario y así entender mejor su obra. Pero antes de que empiecen a leer nuestra plática y para que entren en contexto, denle play al EP que hoy nos atañe y déjense llevar:

¿Cómo fue el proceso de grabación de este disco?

Fue un proceso interesante porque quisimos diferenciar de la producción anterior a este disco.

En la producción anterior -que fue el tercer disco que hice como solista y fue la primer experiencia con Quique Rangel-, desfilaron 18 músicos, Joselo, Meme, Iñaki, Julieta Venegas, entre muchos otros talentos pero para este nos dijimos “No, este disco no va a tener tantos invitados, y no solo no va a tener tantos invitados, vamos a hacerlo únicamente con instrumentos que no sean acústicos.” Y bajo esta premisa generamos un disco eléctrico, no electrónico, y hago la corrección por que este termino inmediatamente te remite a DJs, remixes y cosas por el estilo mientras que este material se caracteriza por su ausencia absoluta de instrumentos acústicos como lo son: acordeones, guitarras acústicas, salterio, tuba, mandolina, etcétera. Y bueno, este tratamiento nos dio por resultado un disco con un sonido de entrada más rockero.

Y en cuanto a la decisión de no tener invitados en esta ocasión, creo que el título del disco, Cantante Solitario, refleja perfectamente el como hicimos este disco en el estudio por que yo toqué casi todos los instrumentos, excepto el bajo que todo lo tocó Quique al igual que unos teclados y unos sintes que tocó el ingeniero del estudio.

Por otro lado también el hecho de que es EP, que es un disco corto lo hace distinto a mi material previo.

Al principio, yo tenía muchos prejuicios con el EP, no tanto como amante de los discos, por que desde niño soy amante de los EPs y muchos de mi primeros viniles fueron EPs, sino como músico, como a la hora de hacer un EP me pesaba mucho el prejuicio de “¿Y porqué tan poquitas rolas? ¡van a pensar que no tienes material en mente o que no puedes hacer un disco largo!” y también estaba el hecho de que me gustan los discos conceptuales y es bastante complejo generar un concepto para un EP que para un disco largo, es más fácil que se diluya el concepto en un material corto y termine sonando a una colección de sencillos o de canciones que sobrevivieron aun periodo, es más difícil lograr un concepto en pocos temas. Sin embargo terminé abordándolo como un reto y al final creo que fue lo más acertado haber hecho un EP y haberlo hecho así, con ese sonido y con ese concepto.

¿Cuál sería el enfoque de acuerdo a la lírica en este EP?

La soledad, hablar de la soledad directa e indirectamente y me di al libertad de hacerlo porque en este momento en el cual estoy a mis 41 años, estoy bastante bien acompañado, estoy felizmente casado, tengo dos hijos -uno de cuatro y otro de dos años- entonces se convirtió en una temática como no personal lo que permitía escribir a través de mis fantasías y de mis historias que no estaba viviendo en ese momento y eso me dio mucha más libertad al retratar la soledad y así lo hice.

En el disco busco abordarla tanto desde un punto de vista melancólico como desde un punto de vista de aislamiento colectivo donde podemos salir de la soledad o necesitamos salir de la soledad con la música, con el baile, mirando al cielo -o más bien- “apuntando al cielo” que es el nombre del primer sencillo.

Y también habla de esta soledad interna que a lo mejor puedes estar muy acompañado pero te sientes solo, o que a veces buscas la soledad para estar mejor o a veces añoras estar acompañado pero te burlas de que estás solo, entonces es este juego con la soledad.

Y retomando este tema de la instrumentación del disco ¿Cómo lo vas a transcribir a un show en vivo?

Bueno, en cuanto terminé el disco la primer interrogante que saltó definitivamente fue “¿Y cómo voy a sonar esto?” bueno por que aparte son seis temas cuyo sonido salta estéticamente de mis anteriores canciones.  No se trataba precisamente de convertir todo mi show a este concepto si no se trata más bien de hacer una mezcla entre mis discos anteriores con este disco y es por eso que resolví implementar, bueno adaptar estas canciones a versiones que contengan la instrumentación de los otros discos y hacer algo como mezclado y enriquecer la versión en vivo para no estar repitiendo lo que hiciste en el estudio.

¿Cómo describirías una tocada de Liber Terán en vivo?

Bueno es una tocada donde toco con muchos músicos, a veces llevo una banda compacta a veces una big band -depende del escenario-, pero independientemente de que traiga la banda compacta o la big band normalmente me gusta jugar con los instrumentos entonces contraponer como esta parte del folk en la que puedes meter un contrabajo, un salterio, un acordeón… y me gusta contraponerlo con secuencias, con rock, con distorsiones, con cosas así.

Cuando tengo un escenario grande llevo percusiones, sobre todo me gusta llevar percusiones de medio oriente, me he alejado mucho de las percusiones afro-antillanas pero en este disco utilizo unos bongos, entonces andarán por ahí en vivo.

En cuanto a cómo voy incorporando estos elementos  en el show me gusta empezar solo yo con mi guitarra e ir incorporando poco a poco a los músicos hasta terminar en una big band, ese es como el concepto que quiero explotar.

Y del lado de la música extranjera, todo el world music que sueles tomar ¿Cuales serían tus principales influencias?

Me he clavado mucho en la música turca y griega, son mis dos grandes influencias por ahora. Sí pasé por lo balcánico, por lo gitano y creo que ese fue mi trampolín para meterme a eso. Empecé en los noventas escuchando a Kusturika que era lo que llegaba a México en aquellos tiempos, sobre todo con la película “Underground” y pues lo que traía era las brass bands gitanas de Rumania, Hungría, de Bulgaria… y ahora es lo que es más popular aquí en México.

Pero  después me clavé más en la onda griega y truca por que me di cuenta de que ya leyendo sobre la cultura de Medio Oriente, de Europa del este, de los Balcanes, me di cuenta de que claro que ellos fueron parte del imperio Otomano, que estuvieron dominados por el imperio Otomano que es lo que ahora es Turquía.

Entonces entendí que lo turco es la raíz de mucha de la música balcánica y entonces hablado de artistas ya en concreto puede decir que me encanta un músico que se llama: Erkin Koray que fue uno de los primeros en hacer rock psicodélico en Turquía y fue él quien mezcló la música tradicional turca con rock y hacia cosas occidentales y orientales.

Y en cuanto a griego ahí sí me gusta más lo típico, lo clásico, ahí si me voy a ir más a la música de Zorba el griego, la música popular griega me gusta mucho  y en general es lo que más escucho ahora.

Comentarios