Kadavar, rock n’ roll desde “Berlin” para el mundo

Kadavar llega a su tercer álbum de estudio bajo una fórmula algo distinta a la crudeza rockanrollera de su homónimo debut, y del aclamado Abra Kadavar. En nuestra entrevista telefónica con Christoph “Lupus” Lindemann, el guitarrista y vocalista dijo que Berlin es su primer auténtico álbum de rock. Un verdadero monstruo de guitarra, bajo, y batería que mantiene en alto la antorcha que sujetaban otras bandas como Wolfmother, mismo grupo con el que se presentaron en México hace un año.

La banda alemana regresa a nuestro país, esta vez con su propio show, para tocar el lunes, 28 de septiembre, en El Plaza Condesa (todavía puedes encontrar boletos en taquilla y por Ticketmaster). Kadavar se encuentra de gira tras el lanzamiento de Berlin, el cual ya está disponible en tiendas desde el viernes pasado. En nuestra entrevista con Lupus, platicamos sobre su nuevo álbum, el género del hard rock, y lo que nos espera en un mes.

Expectativas sobre su próximo show en México: “Tenemos un nuevo disco así que vamos a tener más canciones qué tocar. El público puede esperar a gente dulce tocando rock n’ roll, ofreciendo a todos un buen momento, mientras lo damos todo en el escenario. Y a ver qué pasa.”

La lección más valiosa sobre conciertos: “Que en realidad no importa tanto cuánta gente acuda a verte y tampoco importa mucho tu propio estado de ánimo antes de salir al escenario, el punto es que hay que darle a la gente una noche increíble que nunca olvidará, y eso incluye a uno mismo. Cada noche, cualquier cosa es posible, sea donde quiera que estés. Cada noche es especial porque depende de ti lo que vaya a suceder, y eso es algo que tuve que aprender. Porque al principio, si había algo que no estuviera en su lugar, yo me ponía de malas y decía “Oh, esto va a apestar y no quiero tocar hoy, mañana es otro día, hagamos lo que tengamos qué hacer y vámonos.” Pero después de cuatro años en las giras de hecho aprendí que hay ciertas noches que parece que nada iba fuera de lo ordinario iba a ocurrir, pero después del show te quedas así “¿Qué demonios fue eso?” Algo que nunca hubieras previsto y que suele suceder de vez en cuando, hoy con más frecuencia que nunca. Es lo que me gusta de los shows en vivo, no tienes idea de lo que va a suceder en los próximos 90 minutos.”

Cómo armar el setlist: “Llevamos discutiendo eso por unas semanas porque no hemos tocado muchas canciones nuevas en vivo, más que nada las hemos ensayado. Al participar en varios festivales europeos por el momento, en la gran mayoría solo nos asignan 60 o 50 minutos de set. No podemos tocar mucho tiempo de cualquier forma. Eso es algo bueno por ahora ya que tenemos tanto material de dónde escoger que podemos cambiar el setlist cada noche, e incluso lo podemos cambiar sobre el escenario, lo cual sería más interesante para nosotros. En las últimas dos giras teníamos el mismo setlist todas las noches, y estamos hablando de 40 a 50 shows seguidos, por lo que sabíamos exactamente lo que iba suceder. A veces sientes que la audiencia quiere escuchar algo nuevo o algo más rápido, y ahora que podemos cambiar el setlist a medio show resulta más emocionante para mi, porque nunca había tenido oportunidad para hacer algo así. Vamos a tratar de incluir todas las canciones ahí pero no tengo idea en qué orden o cuántas canciones van quedar al final.”

 

La grabación de Berlin: “Fue la primera vez que no grabamos el álbum en nuestro estudio. Lo grabamos en Berlín, pero en otro estudio. Tampoco mezclamos el disco, como lo habíamos hecho antes, ni lo masterizamos nosotros, como lo habíamos hecho antes. De hecho, ahora solo escribimos las canciones y las interpretamos en el estudio, pero todo lo demás lo hicieron otras personas. Entonces tuvimos que ceder un poco de nuestras labores para así ser más receptivo de las influencias de los demás y adquirir un sonido distinto al de los primeros dos discos. Trabajamos con Pelle Gunnerfeldt de Estocolmo, Suecia. El se encargó de mezclar el álbum, su trabajo fue anterior fue con bandas como The Hives y Refused, por lo que tiene una manera muy distinta de trabajar con sonidos, y de pensar sobre música. Fue muy interesante para nosotros trabajar juntos, [por ejemplo] grabé varios sonidos de guitarras para las canciones, para que él pudiera escoger el sonido que quisiera usar, experimentar con éste, extraer más posibilidades, y creo que puedes escuchar cómo cada canción en el disco suena distinto. No hay un sonido principal en todo el álbum, y eso es algo totalmente nuevo porque siempre teníamos un sonido principal, y de ahí le movíamos un poco a la izquierda o hacía abajo, pero siempre era el mismo sonido. Sin embargo, ahora cada canción tiene su propio sonido, lo que brinda una experiencia más fascinante.”

¿Se han agotado todos los recursos del rock como género? “No creo que todo se ha intentado hasta ahora. Si llegas al estudio, con la intención de grabar un disco, y empiezas a pensar así, nunca vas a terminar el disco. Siempre vas a escribir un borrador, y seguro llegarás a un punto donde vas a recordar que alguna vez escuchaste la misma melodía en otro álbum. Nunca vas a inventar algo totalmente nuevo, así como no vas a cambiar el mundo si descubres un nuevo sonido o una nueva técnica, eso no va a suceder. Creo que lo que importante es cómo tocas tu instrumento, cómo tocas con los demás, o cómo transmites tus emociones a través del rock n’ roll. Si eres honesto contigo mismo, y si eres honesto con tu música, realmente no es relevante si algo parecido ya existe, lo único que importa es el momento y la emoción que transmites, y luego puede que algo suceda o nada en lo absoluto.”

kadavar

Diferencias entre Berlin y los primeros discos: “Lo que intentamos más bien con los primeros discos fue algo más bien minimal, capturar el sonido de nuestro estudio, que todo fuera simple y crudo. Y ahora el nuevo disco es como un disco auténtico de rock; todavía permanecen elementos análogos del viejo material, pero tratamos de no copiar lo que ya intentamos porque queremos seguir adelante. Es un poco difícil de explicar, pero si le das una oída comprenderás lo que quiero decir. Al tratar de grabar en vivo, tocamos la canción unas veces, y capturamos la mejor parte de la mejor toma, y esto es lo que queda. No hay muchos overdubs ni cambios. Es el momento, tocamos rock n’ roll y eso es todo. A veces nos sale bien, otras no tan bien, pero por lo general nos funciona. No es la típica situación de estudio donde tienes muchos overdubs.” -CL

Por último le pedimos a Lupus que participara en un juego de memoria donde tiene que mencionar la canción que primero le viene a la mente al escuchar el nombre de una banda.

Led Zeppelin: “Stairway to Heaven”
Scorpions: “Robot Man”
Nico: “Heroin”?
Wolfmother: “Joker and the Thief”
Kadavar: Nada me viene a la mente [Risas] Bueno, mi canción favorita es “All Our Thoughts”.
The Beatles: Del Revolver… ¿cómo se llama? La toco todo el tiempo. Rayos, no me acuerdo, pero “Ain’t She Sweet” es otra de mis favoritas para tocar.
Black Sabbath: “Black Sabbath”
Queens of the Stone Age:
“No One Knows”

T: @ShyTurista

Estamos hablando de:

Entrevista Kadavar
Comentarios