“Y luego por qué están muertos”, dicen a reportero que grabó accidente de militares

Si nada más por reportar el accidente vial entre un vehículo particular y una camioneta del Ejército un periodista recibió tremenda “advertencia”, qué se podría esperar en cuestiones más delicadas.

Un reportero de Tráfico ZMG, medio digital que ofrece “información, opinión y debate de la vida urbana y movilidad” para la zona metropolitana de Guadalajara, acudió a realizar una nota sobre un accidente ocurrido en la autopista de Guadalajara, Jalisco, en el cual se vieron involucrados miembros del Ejército…

Al llegar al lugar del incidente, el reportero comenzó a hacer lo rutinario: grabar a los implicados y tomar nota de lo ocurrido para informar sobre posibles congestionamientos viales, etc…, cosa que causó molestia a un militar quien lanzó el “inocente” comentario, nada apropiado para los tiempos que vive la prensa de nuestro país:

“Y luego por qué los reporteros están muertos y que la fregada…”

El reportero comenta que al llegar al lugar del percance se identificó como trabajador de los medios, para evitar problemas… pero en cuanto comenzó a hacer su chamba el militar se acercó de manera hostil y desde antes que comenzara con su grabación ya había recibido amenazas.

“Siempre que son militares nos corren pero nunca nos habían amenazado de muerte. Hay personal de la Fiscalía o policías municipales, tenemos nuestras historias en las que nos dicen que nos van a golpear o quitar el equipo pero es la primera vez que nos dicen, ‘luego por qué aparecen muertos’. Hubo más cosas que le comentó, pero el reportero no las pudo grabar desde un principio”, comenta Jorge Velleti, director de Tráfico ZMG.

Y sólo por reportar esto:

Velleti agregó que ya se han asesorado legalmente para una posible acción en contra del militar. Como ya se comentó, esta es la primera vez que uno de sus reporteros es “advertido” por un miembro del Ejército… pero ya tienen su historial de amenazas: la mayoría de ellas por parte de autoridades o personas  a las que “no les gusta salir” en las redes sociales.

“Estamos acostumbrados, el proyecto tiene cuatro años y medio, comenzó en marzo de 2011, nos ha tocado de todo y hemos pagado el precio por tener este medio donde tanta gente se comunica y tanta gente comparte información”.

*Vía Proceso, Sinembargo.mx