Conozcan a los 10 ‘monstruos’ más impresionantes de la NFL

La NFL es uno de nuestros vicios y debemos reconocer que casi todo nos gusta de ella. Aquí lo tenemos todo: grandes juegos, espectáculo, belleza en las porristas, mentes de época… y sí, muchos monstruos en el emparrillado.

Es momento de traerles a esos gigantones que dominan en el campo de la Liga y que no tienen comparación alguna, por lo que son los mejores atletas, mismos cuyo peso y altura no les son impedimento para dominar, al contrario hacen parecer todo fácil.

Chequen los 10 monstruos que disfrutaremos esta temporada, los cuales vaya que nos tendrán pegados y entretenidos a la acción de la NFL… ¿Quién es su favorito?

Jordan Phillips, tackle defensivo de los Miami Dolphins

Este angelito, novato por cierto, se ha empacado miles de barritas energéticas por semana por lo que sus 147 kilogramos no son de a grapa. Además, mide 1.98, combinación perfecta para ser uno de los prospectos más dominantes que veremos en las trincheras los próximos años.

Eso sí, a sus 22 años, ya puede detener a cualquier elemento que se le ponga enfrente en un emparrillado y en Miami deben estar más que felices de tener a su ‘Delfinzote’ por quien dieron una selección de segunda ronda en el pasado draft.

050815 spt dolphins rookies 05

Mario Williams, apoyador externo de los Buffalo Bills

Si de poder se trata, este señor es una BESTIA. Este año volverá a incursionar en la posición de OLB bajo el mando de Rex Ryan, lo que pinta para ser un matrimonio perfecto a la defensiva… y sí, a ver quién es el guapo que tiene que bloquearlo uno a uno.

Williams ha sido ala defensiva en formación 4-3 casi toda su carrera, pero ser participe de una unidad 3-4 lo volverá más salvaje de lo que ya es, pues ahí importan mucho los gigantones y él, que con sus 1.98 y 132 kilos será algo más allá de dominante.

MarioWilliams-Bills-NFL

Andrew Whitworth, liniero ofensivo de los Cincinnati Bengals

¿Qué comerá este ‘monstruo’? pues seguro algo lleno de nutrientes y energía pues al igual que el Sopibecario está refuertote. A pesar de sus 150 kilogramos y 2.01 metros, este angelito no se caracteriza por una barriga grande ni pronunciada, todo lo contrario.

El señorito es una muralla y poder en estado puro, a tal grado que se ha convertido en una barrera impasable en las últimas temporadas; lo triste, es que será la última temporada en que lo veremos en los emparrillados y vaya que los ‘Bengalíes’ lo van a extrañar.

Andrew+Whitworth+Cincinnati+Bengals+v+Pittsburgh+dx6CnCncbqIl

Kam Chancellor, profundo de los Seattle Seahawks

Este muchacho no tiene comparación en su posición. Parece un apoyador convertido en profundo, pero vaya que es un experimento de época, pues tiene la fortaleza para pegar como si tuviera los brazos y el cuerpo hechos de piedra.

Sus 1.91 y 105 kilogramos de puros tacos de aguacate y licuado de platano con vainilla lo hacen el personaje más inusual en la historia de los safety, y vaya que es bien aprovechado en Seattle siendo el defensivo más temido en la ‘Legión of Boom’.

kamchancellor-seattle-nfl

 

LeGarrette Blount, corredor de los New England Patriots

No sólo hay monstruos en las trincheras, amiguitos. Este corredor es una sensación porque basa su éxito en el poder de sus inusuales medidas de RB de 1.83 y 112 kilogramos de puros tacos al pastor.

Pero, aunque no lo crean, este muchacho suele escaparse a velocidad, pues su físico no lo es todo. A decir verdad, el ex Oregon es uno de los elementos más versátiles; su grave problema no son las hamburguesas y ni las tortas de milanesa, sino la disciplina… Pero los Pats se aguantan.

AFC Championship - Indianapolis Colts v New England Patriots

Sean Smith, esquinero de los Kansas City Chiefs

Es uno de los mejores antídotos ante los mejores receptores de la NFL. Su talento y tamaño lo hacen casi imparable y aunque no tiene el renombre de sus colegas en la posición, es más que efectivo cuando lo quieren quemar en el juego aéreo.

Por si fuera poco, con sus 1.91 y 97 kilogramos de puro chocomilk es un arma secreta de Andy Reid para defender el juego terrestre, algo que lo convierte en uno de los más completos jugadores defensivos de la Liga.

SeanSmith.kansascity-nfl

Damon Harrison, tackle defensivo de los New York Jets

Ay, papá, aquí se pone bueno el asunto. Este muchacho es el ejemplo de cómo mover las carnes a la hora de ser un atleta. Aunque si le destaca su gran barriga, este señor convierte sus 1.93 y 159 kilogramos en candela pura.

No es un defensivo muy conocido en la NFL, pero es uno de los más efectivos, en especial cuando se habla del ataque terrestre, donde nuestro súper héroe es un muro que no se puede ni tocar. Qué bueno que casi no captura mariscales, sino, terminaría con todos.

DamonHarrison-Jets-NFL

Calvin Johnson, receptor de los Detroit Lions

No por nada le dicen ‘Megatron’. Este receptor es inmenso en talento y tamaño, pues es el mejor en su posición en la NFL y mucho de ello se debe a sus dominantes manos y sus 1.96 con 107 kilogramos de fruta bien picada por las mañanas.

Calvin es historia pura para los ‘Leones’ y en la Liga, pues por increíble que parezca es uno de los más rapidos gracias a su sancada, por lo que no sólo es un peligro ante esquineros grandes, o dobles coberturas, también lo es ante defensivos velocistas.

CalvinJohson-NFL-Megatron

Ben Roethlisberger, quarterback de los Pittsburgh Steelers

A quitarnos el sombrero con uno de los favoritos. El ‘Big-Ben’ hace honor a su nombre y es un gigante, quien parece todo menos un quarterback sobretodo porque le encanta mover las piernas, correr y deshacerse de los rivales con habilidad.

Eso sí, si tiene que emplear la fuerza, lo hace, pero guarda ese gran atributo al momento de lanzar pases, pues el jovenazo tiene un cañón con el que le encanta quemar a las defensivas rivales; sin duda, con sus 1.96 y 109 kilogramos es uno de los jugadores mas complicados de parar.

J.J. Watt, ala defensiva de los Houston Texans

Pónganse de pie y aplaudan, que este caballero es una bestia indomable en los emparrillados. No existe línea ofensiva ni cobertura que lo puedan detener y tiene como 10 mil capturas desde su llegada a la Liga en 2011.

Watt es el terror de los pasadores por la forma en que canaliza sus 1.96 y 131 kilogramos en puro poder, habilidad e inteligencia para moverse frente a los rivales. Si lo ven en la calle salúdenlo es un monstruo que fuera del campo es una personalidad.

jj-watt

¿EL PLUS? Rob Gronkowski, ala cerrada de los New England Patriots

Si hablamos de la combinación entre talento, bestialidad y poder tenemos al gran Rob Gronkowski. Este monstruo de 1.98 y 120 kilogramos de armonía, proteína y PURA FIESTA es un crack en el emparrillado.

Simplemente, no hay quién pueda marcarlo. Es bueno bloqueando, alargando ofensiva, atrapando pases y siendo el motivador. Sin duda, debemos agradecer que podemos ver al gran Rob Gronkowski en nuestra época, pues es un gigante en toda la extensión de la palabra.

rob-gronkowski-outlook-patriots-newengland

Ramón Aguilera/@nelloramon/@sopitasdeportes
Comentarios