Música

Carta de Gomez Mont a Joaquin Sabina

Durante su más reciente visita a nuestro país, para presentar lo que se nos ha anunciado como su última gira, Joaquin Sabina aprovecho una conferencia de prensa, para pronunciarse a favor de la legalización de las drogas en todo el mundo, y de paso, vertir su opinión de lo que ocurre en nuestro país con la bendita guerra contra el narcotráfico.

Textualmente, estas fueron las palabras del grandioso compositor español:

“Creo que todos los gobernantes y los centros de poder del mundo, antes o después tendrán que hacer una cosa que es la legalización, porque con la legalización de las drogas se acaba con la corrupción, con las muertes, con los asesinatos y con la infiltración en el poder”.

“Creo que el Presidente Calderón fue muy ingenuo, por decirlo de buena manera, cuando planteó esa batalla. Parece mentira que no supiera que la Policía estaba inmiscuida, que esa guerra no la puede ganar él ni nadie”.

En respuesta, por cierto ridícula si me preguntan, el Secretario de Gobernación Fernando Gomez Mont, envío ayer por la noche una carta al mismisimo Joaquín Sabina, en la que rechaza que el gobierno federal actue de manera “ingenua” para afrontar el problema del narcotráfico; aunque bueno, tras el reporte publicado por la BBC en el que se calcula en más de 22 mil el número de muertos relacionados con la “guerra contra el narcotráfico” de Calderón, tal vez “ingenua” sea en efecto, la manera equivocada de llamar a una guerra que como todos sabemos esta más que perdida…

Aquí les dejo en su integridad, el texto que nuestro secretario de gobernación envía a Joaquin Sabina, lo cual nos hace pensar que en efecto, el Gobierno sigue más preocupado por la percepción, que por la triste realidad de nuestro país…

LIC. FERNANDO FRANCISCO GÓMEZ MONT URUETA

SECRETARIO

DON JOAQUÍN SABINA PRESENTE

Por medio de la presente me gustaría hacer algunas precisiones con respecto a sus declaraciones, publicadas el día de hoy en un periódico de circulación nacional, sobre el combate al crimen organizado que lleva a cabo el Estado mexicano:

Sí bien los temas de seguridad y de la legalización de las drogas son considerados de interés universal, es importante conocer el contexto de la situación en mi país. Precisamente, ante la gravedad y dimensión del problema de seguridad, el Presidente Felipe Calderón planteó la urgente necesidad de poner un alto al proceso degenerativo de las instituciones policiales derivado del aumento de las acciones de los grupos delictivos. Para este efecto, la estrategia de combate al crimen organizado tiene como eje central sentar las bases para la reconstrucción de fondo de las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia en los tres órdenes de gobierno.

EI proceso de reconstrucción institucional esta en curso y hoy, como nunca, las autoridades del país colaboran para lograr dicho propósito en el menor tiempo posible. Por lo tanto, niego que el Gobierno Federal haya actuado en cualquier momento con ingenuidad. La decisión de actuar contra del crimen organizado partió de un diagnostico que cada día muestra resultados mas contundentes, y avanza en el fortalecimiento de las instituciones de seguridad publica y el sistema de justicia, con el objetivo de que estas sean eficaces, transparentes y modernas.

EI Gobierno Federal ha reiterado en diversas ocasiones que el objetivo de la lucha contra el crimen organizado no es principal ni únicamente combatir el narcotráfico, sino combatir a las bandas del crimen organizado que han diversificado sus actividades y ahora agreden a los ciudadanos a través del cobro de “derecho de piso”, “cuotas de protección”, secuestros, extorsiones, amenazas, ejecuciones y violencia generalizada. Estos son problemas que surgen a partir de la inacción de la autoridad. Lo verdaderamente ingenuo es suponer que tales delitos, que tienen asolada a la población, se van a resolver si el Gobierno Federal no hace nada.

Asimismo, cabe hacer notar que la legalización de las drogas no resuelve el problema fundamental de seguridad en el país, ni pone un alto a la descomposición institucional que se ha hecho manifiesta durante los últimos años como consecuencia de las actividades criminales. Mas aún, no garantiza que las bandas delincuenciales renuncien a practicas al margen de la ley.

Hoy, más que nunca, el Gobierno Federal está convencido de consolidar a México como un país en el que se respetan las leyes a cabalidad. La batalla contra el crimen organizado se libra a favor de todos los mexicanos, y estoy plenamente convencido de que se avanza en la dirección correcta.

Se que pronto tendremos la ocasión de reunirnos y me dará gusto saludarlo personalmente.

Comentarios