Jimmy Morales el cómico que podría ser Presidente de Guatemala

Luego de conseguir quitar inmunidad y someter a las leyes a su presidente, los guatemaltecos ahora tienen la difícil tarea de poner al frente del país a alguien que no sea igual o peor que Otto Pérez Molina.

Para ello, ayer domingo, se realizaron las ya previstas elecciones en las que al cierre de las urnas el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Rudy Pineda, informó que será necesario realizar una segunda vuelta, la cual se ha programado para el día 25 de octubre.

Lo anterior debido a que con poco más del 65% de los votos contabilizados, el candidato Jimmy Morales se ubicó en primer lugar de las preferencias con el 26% de los sufragios, esto sobre Manuel Baldizón, quien no se encuentra tan lejos con 17%. Aunque faltan muchos sufragios por contabilizar, fuentes del TSE señalaron que es muy poco probable que cambie la tendencia, por lo que ya es un hecho que Morales y Baldizón se vean las caras en una segunda ronda y definitiva ronda electoral.

guatemala elecciones

Aunque los últimos acontecimientos en Guatemala no son para nada de risa, el candidato ganador en esta primera vuelta electoral resultó ser Jimmy Morales, quien es cómico… además de teólogo y economista. Con 46 años, Morales se logró imponer a Baldizón, un político de la “vieja escuela” al que casi todos consideraban como el sucesor de Pérez Molina, pese a su no muy buen historial: dueño de una fortuna de origen desconocido y popularmente llamado Doctor copy anda Paste, esto por haber plagiado buena parte de la tesis con la que obtuvo su doctorado.

Sin embargo, la revolución cívica que se vive en Guatemala colocó al viejo sistema en las cuerdas y se optó por Morales, quien resulta ser el “antipolítico” de la contienda. Conocido por su programa televisivo “Moralejas”, Jimmy fue favorecido principalmente por su discurso “antioficial” y poco ortodoxo.

guatemala jimmy morales

Aunque sin dudas la “Revolución de la Dignidad”, como se le conoce al momento político que se vive en el país centroamericano, tuvo una gran victoria con el encarcelamiento del ahora ex presidente, Otto Pérez Molina, y la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, especialistas señalan que el movimiento corre el riesgo de diluirse, debido a su heterogeneidad y la falta de un actor político principal.

Aunque con 80% de participación del padrón electoral, la confianza en que alguno de los candidatos presidenciales represente la transformación que se necesita en Guatemala es poca. Prueba de ello es que de los 14 personajes aspirantes a la presidencia, ninguno logró obtener un voto mayoritario. Y cómo no desconfiar: según la ONU, 50% de la financiación de los partidos políticos proviene de estructuras mafiosas y de la corrupción.

*Vía El País, Reforma
Comentarios