Antitendencias sonoras: Hisato Higuchi

Una edición más de música que difícilmente podrás escuchar en radio, televisión y que mucho menos lograrás ver el nombre de su creador en los carteles de los principales festivales del mundo.

Música de fantasmas, para fantasmas. Es así antitendencias sonoras, espacio dedicado a crear registro de aquellos proyectos, disqueras y hasta festivales que su principal objetivo es dar espacio a la música que no pretende ser popular, que no está hecha para las masas; música que puede quedar en el olvido y que quizá ese es su motivo, una simple memoria.

En esta ocasión hablaremos de un músico bastante peculiar, un ser que parece no existir y que sus registros fueron puestos sin explicación alguna en nuestros oídos; sin embargo, pareciera entendernos y conocernos, causando un estado taciturno de nuestro ser. Muestra una simpleza muy pura, como una pedazo de cristal tirado por la calle, desapercibido, pero que al ser señalado por un mínimo rayo de sol fragmenta la luz por muchos lados, impresionando a los más curiosos y observadores.

A-744315-1329714196.jpeg

Hisato Higuchi

A decir verdad hay muy poca información de este músico a comparación del gran legado que nos ha compartido desde el 2003. Hisato Higuchi es un músico japonés que ha encontrado su estética a través de desgarradoras notas de guitarra y su voz delicada que por momentos pareciera ser un suspiro cantado al oído.

A lo largo de sus 7 álbumes y 5 ep’s el músico se ha encargado en componer, producir, masterizar y hasta diseñar el arte de sus discos; aunque también cuenta con algunas colaboraciones. Creó su propio sello para difundir su trabajo llamado Ghost Disc.

Portada de su álbum "初期作品集 Early Works". Arte por Hisato Higuchi
Portada de su álbum “初期作品集 Early Works”. Arte por Asako Naruto

La simpleza en su música nos lleva a identificarnos sentimentalmente con voces que en muchas ocasiones no dice nada, sobre guitarras al estilo blues con acordes cuidadosamente acomodados. Las canciones parecen lamentos pero son más un reflejo de la vida de Hisato. Se sabe que gran parte de su obra fue compuesta cuando él regresaba de su trabajo y cotidiana vida; después de todo el ajetreo que uno vive día a día, sólo tomó su guitarra y dejó exponer los sentimientos acumulados que parecían esperar dicho momento para salir de su cuerpo.

 

Pareciera que sus álbumes son una canción larguísima, pero si somos minuciosos al escucharlo podemos sentir la identidad de cada canción.

Sin lugar a dudas es música que no está hecha para fiestas, para reuniones familiares, para plazas comerciales o elevadores; esta música es muy introspectiva por naturaleza, hecha para nuestra intimidad. Para aquellos momentos que deseamos estar solos, acostados, viendo los detalles más absurdos de nuestro al rededor pero que pueden dar sentido de originalidad; como una pequeña mancha en el techo que al paso de la observación puede tomar forma y ser un confidente de nuestras emociones diarias.

Es es Hisato Higuchi, la simpleza hecha belleza.

Dejamos aquí un playlist para acompañar sus momentos más solitarios:

 

 

T:@hreveh

Comentarios