Venezuela expulsa colombianos pero recibe sirios

El 19 de agosto empezó un conflicto entre Venezuela y Colombia cuando el presidente venezolano, Nicolás Maduro cerró parte de la enorme frontera entre estos dos países y comenzó a expulsar a los colombianos que vivían en las regiones fronterizas, porque supuestamente paramilitares colombianos habían agredido a militares venezolanos.

Hasta ahora 18,000 colombianos han tenido que salir de Venezuela, algunos habían sido acogidos por este país por más de 30 años. Como hormigas tuvieron que atravesar el río divisorio, con sus pertenencias en la espalda y además sus casas fueron demolidas. La situación se ha marcado como “crisis humanitaria”  y han sido denunciados casos de violaciones a mujeres y niñas por parte de los militares venezolanos en medio del movimiento fronterizo.

frontera colombia venezuela

Leer: ¿Cómo entender el conflicto entre Venezuela y Colombia?

Así como Maduro ha tomado medidas tan poco humanitarias con los migrantes del vecino pueblo de Colombia, ahora resulta que también puede tener  un “gesto de paz y de amor a la humanidad” con los sirios.

Justo ayer Maduro decidió cerrar Paraguachón, otro pedazo de la frontera como Colombia, y anunció la movilización de 3,000 soldados en la zona. Después de esta decisión, voltea al otro lado del mundo con los brazos abierto y declara que su país acogerá a unos 20,000 refugiados sirios para que vivan en paz.

“Quiero que vengan familias sirias a nuestra patria venezolana a compartir esta tierra de paz, a esta tierra de Cristo, de Bolívar, a trabajar con nosotros y a contribuir con su amor y su canto a Dios, a contribuir con el desarrollo de esta tierra mágica” Anunció Maduro.

¿Cómo prometerles una tierra de paz cuando en su país hay una guerra en la frontera?

¿Cómo ofrecerles una tierra de “Cristo” a refugiados en su mayoría musulmanes?

 

Comentarios