Cristiano pudo jugar en el Arsenal de no ser por el Emirates Stadium

Sin lugar a dudas uno de los jugadores más rentables de la última década es Cristiano Ronaldo, tanto por lo que puede hacer dentro de campo, como afuera del mismo, de ahí que grandes equipos se fijen en él.

Corría el año 2004, un momento complicado para el Arsenal por sus problemas económicos y la construcción de su nuevo hogar: el Emirates Stadium, año en el que quisieron contratar a CR7.

Debido a la baja en las finanzas en la institución se tuvo que detener la construcción del estadio, hasta que vendieron algunos terrenos y pudieron seguir adelante con la misma, pero no con el que en ese entonces hubiese sido su fichaje estrella.

The Mirror reveló esta información y aseguró que fue en ese momento que el Manchester United se le adelantó, ya que Ferguson pudo estar en contacto con Mendes para saber el estatus.

Además de los Gunners, también el Real Madrid quiso desembolsar una fuerte suma de euros, pero al final el portugués dejó el Sporting para mudarse a la Premier League, no precisamente a Londres.