Pau Donés (Jarabe de Palo) agradece a sus enfermeras en emotiva carta

A principios de este mes nos enteramos del lamentable caso de que Pau Donés había sido internado en un hospital de Barcelona por un diagnóstico de cáncer de colón.

El guitarrista y cantante de Jarabe de Palo nos compartió a través de fotografías y videos su estadía en el hospital con la cual levantó ánimos a sus fans al ver que dicha situación lo tomaba con una actitud positiva.

Esta ocasión compartió nuevamente en sus redes sociales que se encuentra dado de alta y que está descansando en su casa donde pasará el resto del otoño en reposo y disfrutando de unas merecidas vacaciones que no ha tenido desde hace 20 años.

Buenas noches MLovers. Os dejo con esta fotito de hoy a la hora de la siest. Tremendo día de principio de otoño, aunque todavía no lo sea😍

Una foto publicada por @jarabeoficial el

Por otra parte, en la página oficial de Jarabe de Palo compartió una emotiva carta dedicada a las enfermeras que estuvieron atentas en todo momento respecto a su salud como a su familia y seguidores por sus palabras de aliento.

Les compartimos la carta completa y nos sumamos a la alegría de su recuperación.

¡Pau Donés! ¿Qué haces aquí?

Enfermeras en mi vida ha habido tres (en el sentido…amoroso me refiero). Tres grandes mujeres a las que quise y sigo queriendo mucho, y a las que ahora, después de haber pasado por el hospital,  valoro, respeto y quiero todavía mucho más.

Salíamos de fiesta, íbamos a cenar, a divertirnos. Yo les contaba mis cosas y ellas, muy discretamente y solo muy de vez en cuando, como les iba la vida en el “hospi”. Además de guapas, en las 3 había varios rasgos en común. Eran muy independientes, muy  valientes y siempre estaban de buen humor.

Ahora ya no son 3 las enfermeras que llevo en el corazón. Son muchas más. Ahora también están Olga, Núria, Manoli, Ainoa, Mercedes, Loli, Eli, Maite, Mireia, Isa, Gemma y un montón de mujeres como la copa de un pino. ¿Alguno de vosotros se puede imaginar lo que es trabajar 10h al día, 5 días a la semana, en la planta de rehabilitación de un hospital?. O en cuidados intensivos, o en urgencias, o en el turno de noche de la planta 4 del Hospital de la Vall d’Hebron.

¡Eso sí que tiene mérito!. Siempre amables, dispuestas, super-atentas a todo (en su trabajo no hay lugar para el despiste), preparadas para cualquier contratiempo. Para ellas no existe el cansancio, ni el sueño, ni siquiera el descanso. No paran. Y no es que  no paren de “trabajar”. No paran de auxiliar y curar a gente.

¡Flipo con las enfermeras!. ¿ Que tipo de personas vivirán detrás de sus limpios uniformes blancos y sonrisas permanentes?.

Os adoro. Os admiro. Os quiero mucho. Y os doy las gracias por hacer el trabajo que hacéis, porque no hay nada en el mundo que pueda pagar un cariño de los vuestros cuando estás jodido en la cama de un hospital. Gracias por vuestra generosidad y entrega.

En serio, muchas gracias.

P.D.: Y exactamente lo mismo pienso y digo de  los enfermeros.

 

Estamos hablando de:

Cáncer Jarabe de Palo