Ig Nobel 2015: Las 10 investigaciones más absurdas de la ciencia

Pues si le dieron el Nobel de la Paz a Obama y fue en serio, pues ¿por qué no premiar a investigaciones que en nada contribuyen a la humanidad, pero que de menos nos sacan una sonrisita?

Profesores, investigadores y estudiantes de todo el mundo se reunieron en la Universidad de Harvard para realizar la 25ª Ceremonia de los Premios Ig Nobel, en la cual se laureó a lo más absurdo de la ciencia… pero que “te hace reír y luego pensar”.

David Hu, from Georgia Institute of Technology, walks away with his team's Ig Nobel Prize in Physics at the 25th First Annual Ig Nobel Prizes awards ceremony at Harvard University in Cambridge

Este año la investigación científica que se llevó las palmas fue la realizada en conjunto por el entomólogo Justin Schmidt y el investigador de Cornell, Michael Smith. El destacado par se tomó la molestia de determinar en qué lugares del cuerpo duele más una picadura de abeja. Para ello, Smith se aplicó diariamente cinco picaduras de una abeja durante 38 días. La fructífera investigación arrojó que las partes donde te debes cuidar al estar cerca de las productoras de miel son: los orificios de la nariz, el labio superior y el pene.

Otro estudio galardonado fue el realizado por matemáticos alemanes y austriacos, quienes juntaron sus conocimientos y habilidades para determinar la capacidad copulativa de Moulay Ismail, emperador marroquí del siglo XVII. La leyenda cuenta que Moulay fue capaz de engendrar 600 hijos durante sus 55 años de vida.

“Es mucho trabajo”, comentó Elisabeth Oberzaucher, quien hizo pareja con Karl Grammer para señalar que para que Moulay pudiera haber echado tanto chamaco al mundo “tuvo que haber tenido sexo una vez o dos veces al día, lo que en realidad se podría considerar como un número bajo, pero si usted piensa que esto es todos los días, todos los días durante toda una vida, esto es bastante”.

ig nobel3

Los ganadores en la categoría de Medicina fueron unos japoneses que demostraron los beneficios a la salud que arroja el darse “besos intensos y otros actos personales íntimos”. Otro grupo que ganó en esta categoría, fue el conformado por una docena de investigadores de diversas partes del mundo, por determinar que doctores podían diagnosticar apendicitis aguda basados en el dolor que una persona sufre al manejar sobre topes.

Y para que vean que el ocio también da satisfacciones: biólogos de Chile y Estados Unidos se llevaron su respectivo premio por ponerle colas artificiales a pollos… con lo cual pudieron ver que los emplumados “caminaban de una manera similar a la que se cree que lo hacían los dinosaurios”. Los resultados de esta investigación fue publicada en el artículo “Walking Like Dinosaurs: Chickens with Artificial Tails Provide Clues about Non-Avian Theropod Locomotion”.

ig nobel2

En fin, lingüistas que descubrieron que la expresión “huh” se encuentra en varias lenguas para pedir una aclaración cuando se conversa; la detección de los hábitos al orinar de animales mamíferos que viven en el zoológico de Atlanta; así el descubrir que empresarios que en su infancia enfrentan un desastre natural, después corren riesgos en sus actividades… todos se llevaron su premio a casita…

Nada tienen que pedirle al Nobel… los galardonados se van a casa con su Ig Nobel y un billete de 10 mil millones de dólares zimbabuenses… equivalentes a sólo un par de dólares estadounidenses. Pero de algo a nada.

*Vía The Guardian, RT