El hip-hop llegó con todo a México en la primera noche de House of Vans

Es mediodía y todavía padecemos la, ahm, resaca de la primera noche de House of Vans, evento que se llevó a cabo en el Deportivo del EMP hasta las horas muertas de la madrugada. Bajo el nombre de Underground Realm, el escenario de Vans se manchó con los beats pesados de los DJs y las rimas de los raperos, varios de ellos por primera vez en México. Además de las presentaciones que se llevaron a cabo, el lugar nos recibió con otras actividades y atracciones, como la exhibición de ciclistas y skaters en las rampas, maquinitas de arcade, los heroicos food trucks,  y la barra libre de la muerte. La lluvia nos dio la gracia de azotar esta parte de la ciudad un par de horas antes de que arrancara el espectáculo, pero ya al momento de acceso, la tormenta había aminorado su furia. De cualquier forma, la carpa gigante seguro fue apreciada por todos los asistentes.

Para calentar pies y motores, las primeras horas nos dieron un momento para escuchar un poco del hip-hop nacional. La noche contó con la primera presentación en vivo de Win Team, un supergrupo que reúne a varias figuras de esta escena como Simpson Ahuevo, La Banda Bastön, Los Alan Anaya, Eptos Uno, Mike Díaz, Serko Fu, Alemán, Brun Og, Gogo Ras, y DJ Gross. A decir verdad, algunos de estos nombres me resultaban desconocidos, pero la función principal de proyectos como éste es que se ayuden entre ellos para darse a conocer a un nuevo público. El artista regiomontano, MLKMN, tuvo un set aparte para luego ceder el escenario al talento estadounidense.

DSC04842

ANGEL HAZE

No fueron pocos los que se llevaron la sorpresa de ver a Angel Haze anoche en el line-up del Underground Realm, a pesar de los anuncios hace una semana de su participación. Justo hace unos días, la rapera de Detroit (vía Nueva York) lanzó su segundo álbum de estudio (que según ella no es un álbum de estudio, sino un “proyecto”), titulado Back to the Woods. Nos tocó escuchar varios canciones de este disco, incluyendo el muy fino sencillo “Moonrise Kingdom”. Aunque el nombre de Haze todavía es relativamente desconocido por estos lares, a muchos les remitió su presencia de escenario como algo similar al de M.I.A. o Azealia Banks, aunque su música se inclina más por el hardcore rap.

A medio set, la rapera bajó del escenario con micrófono en mano para mezclarse entre el público (y no faltó el ojete que le robó su cachucha), pero eso fue suficiente para que todos se prendieran y empezaran a volar las primeras chelas de la noche. Ante la petición de Haze, el slam se desató en la audiencia, lo que por fin calló a la gente que pedía con coros la salida de Joey Bada$$. Incluso podría decir que ella se robó el show. A pesar de la brevedad de su set, la rival de Banks nos dejó una muy buena impresión, tomando en cuenta que Back to the Woods suena más convincente que su accidentado debut, Dirty Gold.

DSC04934

JOEY BADA$$

A inicios de este año tuvo su estreno el primer álbum de larga duración del joven rapero de 20 años, B4.Da.$$, que curiosamente no fue tan bien recibido como el mixtape que lo puso en el map, 1999. Pero bueno, una cosa es el material de estudio y otro es la presentación en vivo, y Joey cuenta con el carisma necesario para elevar un show a un momento memorable. De hecho, no era necesario que saliera a mitad de su set con la playera negra de la selección nacional (siempre una forma chafa de ganarse un aplauso), pero bueno, a los pocos minutos se la quitó para presumirnos que va al gimnasio.

Las chelas y los vodkas volvieron a volar por los cielos (que fácil cuando son gratis, ¿verdad?) y el círculo infernal del mosh pit se volvió a abrir entre el público, aunque leve ya que el hip-hop se presta más para el relajo alegre que los puñetazos y codazos. Es una lástima que el micrófono de Joey (y Joey no fue la excepción) se escuchaba demasiado saturado, por lo que no se podía apreciar bien lo que decía en los versos… pero ajá, ¿acaso había alguien que le estaba prestando atención a las rimas mientras se escuchaba la pista de “Niggas in Paris”? Incluso se escuchaba con más claridad el mic del DJ que el del rapero…

DSC04998

2 CHAINZ

Después de los explosivos (y agotadores) sets de Angel Haze y Joey Bada$$ -dos integrantes de la nueva generación de raperos que le están inyectando nueva vida al hip-hop- la Casa de Vans apagó las luces para darle la bienvenida a uno de los veteranos del género. Bueno, “veterano” entre comillas, ya que no tiene más de tres años cuando 2 Chainz hizo su debut bajo éste nombre con Based on a T.R.U. Story. Por muchos años, el rapero de Atlanta fue conocido como Tity Boi, parte del dúo Playaz Circle, pero es con el nombre de 2 Chainz que más le ha servido para alcanzar cierta notoriedad.

A lo largo de su set escuchamos temas de su más reciente álbum, Trap-A-Velli Tre, algo de sus colaboraciones (como “Beez in the Trap” de Nicki Minaj) y algunos covers de gustos culposos, pero irresistibles, como “Turn Up for What” de DJ Snake y Lil Jon. Fue un buen desmadre, de eso no hay duda, aunque 2 Chainz quedó algo opacado por la energía de las dos presentaciones anteriores (¿y las cadenas de oro?). Al concluir la primera noche de House of Vans, la pista era un cochinero de vasos y líquidos pegajosos, pero tenemos la confianza que al día siguiente (o sea hoy) vamos a regresar al deportivo para encontrar el terreno totalmente limpio como por arte de magia.

GALERÍA:

DSC04659

DSC04696

DSC04709

DSC04757

DSC04771

DSC04834

DSC04926

DSC04956

FOTOS: Diego Figueroa (@halofive)
RESEÑA: Mi¢key $hy (@ShyTurista)