El poder femenino se apoderó del segundo día de House Of Vans

Segundo día de House of Vans y cada vez es más difícil escribir con la resaca. Ayer fuimos testigos de otra gran fiesta acompañada de buena música, ambiente, comida y la barra libre del infierno. House of Vans lleva 5 años creando eventos mortales que terminan siendo una fiestota. En esta ocasión quisieron celebrarlo al máximo y mostrar que el evento, más allá de la barra libre, también tiene un equipo de producción que se encarga de crear y dar mensajes a los asistentes. El primer día mostraron un ambiente más urbano con actos de skate, BMX y juegos arcade que se mezclaba muy bien con el cartel. Esta ocasión el recinto cambió totalmente, se pinto un poco más femenino, con espejos a los costados del escenario, diseños en ropa, y principalmente los actos en vivo, los cuales mostraron el poder femenino en la música.

DSC05493

Al entrar al recinto la pista comenzaba a llenarse bajo la mezcla de Regina Puma, los espectadores apenas se asomaban e iban directamente a la barra libre, lo que poco a poco hizo soltar el cuerpo y dejarse llevar por el talento mexicano; quien después de su presentación en el escenario principal se pasó a un costado para amenizar los cambios de sets y el berrinche de Azealia Banks

Kari Faux

Después llegó el turno de la joven Kari Faux, un trío de rap que por primera vez pisa suelo mexicano y lo celebró de forma excelente. La congregación de la gente era mucho mayor y todos caímos de inmediato en sus poderosos bajos y entretenidos coros que Kari nos invitaba a seguir. Su trabajo ha sido reconocido por la originalidad en sus letras y porque toda la música es producida por ella y su amigo y colega Malik Flint. Su show en todo momento fue entretenido y encontrábamos al dúo de rap movidos de un lado a otro, siempre mostrando una sonrisa. Kari estuvo interactuando mucho con el público,  hasta llegó un momento en que explicó que le encanta bailar y que tenía muchas ganas de hacerlo con nosotros, poniendo así “Hollaback Girl” de Gwen Stefani simplemente para bailar.

DSC05036

La Mala Rodríguez

Cuando paró la fiesta de Kari todos recargaron vasos y poco a poco se comenzaban a ver los estragos del alcohol en el público que no paraba de bailar en todo momento. Cuando llegó la hora de la Mala Rodríguez la emoción corrió por muchos lugares y fuimos testigos de la mejor parte de toda la noche. Su show fue muy explosivo, de hecho en momentos María preguntaba a su compañero en las máquinas si se podía subir más el volumen -¿qué pasa Vans?, ¡más bajos!- replicaba ante el público desequilibrado. En todo momento María se puso a bailar, brincar y hasta aventarnos agua junto al staff con una pistola de plástico, la gente lo recibió de la misma manera y no paraban de explotar energéticamente ante sus temas más conocidos bajo una lluvia de… ¿confeti? plateado. Para finalizar su presentación invitó al público a su escenario donde nos llevamos gratas sorpresas de baile. Sin lugar a dudas la Mala fue lo mejor de toda la noche.

DSC05114

 

Azealia Banks

Y bueno, finalmente llegó el acto que muchos esperábamos y que terminó siendo en un inicio polémico y después en un acto un tanto infantil (a mi parecer). Al pisar el escenario Azealia se veía decidida a continuar la fiesta y la energía que la Mala Rodríguez había dejado en el ambiente. Desafortunadamente no duró mucho tiempo que digamos, tan sólo fueron 4 canciones cuando de pronto algún ingenioso lanzó unos hielos a la cantante lo que detonó a esconderse detrás del escenario para no volver a salir. A muchos nos tomó por sorpresa ya que fue de un momento a otro pero conforme iba pasando el tiempo y cuando vimos que el staff ya comenzaba a recoger el equipo para poder acomodar el acto siguiente, sólo hizo detonar cierto coraje al público por dicha actitud. ¡Vamos!, ¿canceló porque le aventaron hielos?.

No hay que olvidar que Azealia ha sido centro de interés múltiples veces por ataques hacia otros músicos y últimamente creó intriga al haber dicho que ella apoyaba al candidato de la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. Quizá el espectador lo sabía y simplemente se vengó con unos hielos. En fin, dejó a muchos con ganas de su show en vivo, aun así la fiesta continúo y la gente no lo tomo como motivo para dejar de bailar gracias a la aparición espontánea de Mexican Jihad, quien se encargó de la música hasta morir.

DSC05297

Lo último se resume en mucha, mucha fiesta. House of Vans sabe muy bien lo que hace, la organización estuvo excelente, los servicios también y tuvimos la fortuna de no ser azotados por la lluvia. Sin lugar a dudas una buena fiesta para celebrar sus 5 años. ¡Felicidades!

Galeria:

DSC05012 DSC05019 DSC05062 DSC05128 DSC05197 DSC05264 DSC05277 DSC05375 DSC05493

 

RESEÑA: @hreveh
FOTOS: Diego Figueroa (@halofive)