Vettel y un espontáneo le ponen sabor al Gran Premio de Singapur

Con mucha prisa y bajo la oscuridad de Marina Bay, Sebastian Vettel se llevó el Gran Premio de Singapur para conseguir su tercera victoria de la temporada y así acercarse en los puntos del campeonato a Nico Rosberg.

El piloto alemán pasó a la historia con este triunfo, en donde Daniel Ricciardo y Kimi Raikkonen completaron el podio, puesto que llegó a 42 victorias y superó la tercera marca histórica que compartía con el brasileño Ayrton Senna.

El tetracampeón aprovechó que los Mercedes no andaban, que Lewis Hamilton abandonó la carrera, para así sacudir el Mundial y comprometer a los Flechas Plateadas de cara a las siguientes competencias.

Para Checo Pérez todo fue miel sobre hojuelas: comenzó décimo tercero, escaló tres puestos en la largada y al final terminó séptimo, con lo que volvió a sumar en la campaña.

El safety car hizo su aparición en diversas ocasiones, pero la que más llamó la atención fue cuando un espontaneo apareció en la vuelta 37 en la zona del Puente Anderson, mismo que salió por su propio pie.

https://vine.co/v/ePmZhAvbZVK

Se cree que esto tendrá repercusiones el año entrante para los organizadores en Marina Bay, puesto que se burlaron protocolos y se puso en riesgo la integridad y seguridad de pilotos y el mismo fan.

La próxima semana se correrá el Gran Premio de Japón, lugar donde ganó Hamilton en 2014, pero en donde Vettel tiene cuatro victorias en su etapa con Red Bull.

Comentarios