Murió Carmen Balcells, agente literaria del boom latinoamericano

Este lunes en Barcelona falleció a los 85 años Carmen Balcells, agente literaria que representó a varios de los autores más importantes del siglo XX, incluyendo a premios Nobel de literatura como Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez.

El deceso se debió a un infarto y el anuncio fue dado por la agencia literaria Carmen Balcells, fundada por la propia Carmen en 1981.

carmenlac_

Esto fue lo que tuiteó Guillem d’Etak Fullana-Ferré, director de la Agencia Carmen Balcells:

(Sí, es cierto. DEP – Descanse en Paz).

Conocida como la “Mamá Grande”, Carmen Balcells nació en España el 9 de agosto de 1930.

Con su agencia representó a más de 300 escritores tanto de habla hispana como portuguesa, entre los que se encuentran Carlos Fuentes, Pablo Neruda, Vicente Aleixandre, Miguel Angel Asturias, Camilo José Cela, Álvaro Mutis, Torrente Vallester y Rosa Montero.

Al respecto de su muerte, Mario Vargas Llosa publicó este texto en el diario español El País:

‘Carmen queridísima, hasta pronto’

La noticia me ha caído como un rayo; hace tres días estuve despachando, comiendo, cenando con ella y todo el tiempo tuve el siniestro presentimiento de que sería la última vez que la vería. Estaba siempre muy lúcida, llena de proyectos, realistas y delirantes. Como si fuera a vivir siempre. Pero su físico estaba realmente en ruinas y era imposible no preguntarse cuánto tiempo más esa ruina física seguiría sosteniendo a esa maravillosa cabeza y esa energía indómita.

Carmen Balcells revolucionó la vida cultural española al cambiar drásticamente las relaciones entre los editores y los autores de nuestra lengua. Gracias a ella los escritores de lengua española comenzamos a firmar contratos dignos y a ver nuestros derechos respetados. De otra parte, ella indujo y hasta obligó a los editores de España y de América Latina a volverse modernos y ambiciosos, a operar en el amplio marco de toda la lengua y a sacudirse la visión pequeña y provinciana que tenían.

Además, fue mucho más que una agente o representante de los autores que tuvimos el privilegio de estar con ella. Nos cuidó, nos mimó, nos riñó, nos jaló las orejas y nos llenó de comprensión y de cariño en todo lo que hacíamos, no sólo en aquello que escribíamos. Era inteligente, era audaz, era generosa hasta la locura, era buena y su partida deja en todos los que la conocimos y la quisimos un vacío que nunca nadie podrá llenar. Carmen queridísima, hasta pronto.

Aquí pueden ver el texto en su versión digital.

carmen_balcells_23

Descanse en paz.

*** Vía CNN Español, 20 minutos
Comentarios