Se ha ido un grande: Fallece Yogi Berra

El beisbol ha perdido a una de sus leyendas.

El gran Yogi Berra, mítico catcher de los Yankees de Nueva York, falleció la noche de este martes de causas naturales a los noventa años de edad.

Lawrence Peter Berra nació el 12 de Mayo de 1925 en St. Louis, Missouri. Hijo de padres italianos, fue apodado “Yogi” durante la adolescencia, después de que un amigo le viera sentado, meditando como si estuviera practicando Yoga.

Años más tarde, serviría dentro del cuerpo militar de los Estados Unidos durante la segunda Guerra Mundial, para posteriormente enrolarse con los Osos de Newark, equipo de ligas menores donde sorprendería a visores y entrenadores por su capacidad, pero sobre todo por su corta estatura.

Berra fue uno de las grandes figuras del beisbol de grandes ligas, vistiendo la franela de los Yankees de Nueva York de 1946 hasta 1963, conquistando diez títulos de serie mundial al lado de figuras como Joe DiMaggio y Mickey Mantle. Berra disputó más juegos de las Series Mundiales que ningún otro jugador de las mayores y fue nombrado en tres ocasiones como Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Además de su contribución al beisbol, Yogi Berra también pasaría a la historia de la cultura popular gracias a sus frases como

“Esto no se acaba, hasta que se acaba”

“Es un dejavú de nueva cuenta”

“Uno puede observar mucho mirando”

“Siempre ve a los funerales de otras personas, de otro modo, ellos no asistirán al tuyo”

“Si el mundo fuera perfecto, no lo sería”

“El futuro no es lo que era”

En 1956 consiguió el único juego perfecto en la historia de las Series Mundiales, y después del último out saltó a los brazos del pitcher Don Larsen. El famoso momento fue inmortalizado en fotografías publicadas en diarios de todo el mundo.

Yogi-Berr

Descanse en paz Yogi Berra