Papa en EEUU pide respuesta “justa, humana y fraterna” a migrantes

Luego de su paso por Cuba, el Papa Francisco sigue haciendo historia, esta vez en los Estados Unidos, siguiente punto de la gira en la que parece está afianzando el trabajo que realizó para reanudar las relaciones diplomáticas entre los dos países.

Sin embargo el discurso que el líder de la Iglesia católica pronunció ayer en el Capitolio fue más enfocado a la situación de los migrantes en el país del norte. Dirigiéndose a los políticos estadounidenses, el Papa les recordó que muchos de ellos, o si no sus familiares, “fueron extranjeros”… por lo que espera que den una “respuesta humana, justa y fraterna” cuando discutan el tema de la inmigración.

En el continente americano “no nos asustamos de los extranjeros, porque muchos de nosotros hace tiempo fuimos extranjeros”.

papa capitolio

Si bien el tema de la migración siempre es un punto a tratar por cualquier alto representante internacional, el Papa remarcó el hecho de que en estos momentos se vive la mayor crisis internacional. No obstante, no dejó de lado que mucha de la gente que llega a los Estados Unidos lo hace en busca del llamado “sueño americano”:

“Las miles de personas que se ven obligadas a viajar hacia el norte en busca de una vida mejor para sus seres queridos, en un anhelo de vida con mayores oportunidades, ¿acaso no es lo que queremos para nuestros hijos? (…) Recordemos la regla de oro: ‘Hagan ustedes con los demás como quieran que los demás hagan con ustedes’”.

Por otra parte, llamó a rechazar cualquier fundamentalismo religioso o de cualquier tipo, ya que son la base de odio, así como de atrocidades que se hacen en nombre de Dios y de la religión. “Combatir la violencia perpetrada bajo el nombre de una religión, una ideología o un sistema económico y, al mismo tiempo, proteger la libertad de las religiones, de las ideas y de las personas”, pidió Francisco.

Además, llamó a terminar con la desigualdad e injusticia económica, tema que básicamente es responsabilidad de los políticos del mundo, así como de los grandes empresarios. De igual manera, reiteró la necesidad de evitar la continua degradación del medio ambiente… sobre todo en un país como Estados Unidos, donde muchos niegan la existencia del cambio climático.

papa capitolio2

Claro, no dejó de tocar temas de alta importancia para la iglesia católica, como lo son el aborto y la pena de muerte… en contra de ambos. Esto le valió al Papa aplausos en el primer caso, no así en el segundo, ya que recordemos que en Estados Unidos el ala conservadora se opone la interrupción del embarazo, pero les gusta eso de ejecutar a criminales.

Así, Francisco concluyó su visita a Washington, pero sólo para trasladarse a Nueva York, siguiente parada de su visita oficial a los Estados Unidos.

*Vía La Jornada