La Cumbre Escarlata (Crimson Peak) – El estreno de la semana

Para todos los amantes de las películas de terror (y a tiempo para Halloween), el día de hoy estrena en nuestro país La Cumbre Escarlata (Crimson Peak) la más reciente obra producto de la brillante (y obscura) mente de Guillermo del Toro protagonizada por Mia Wasikowska, Tom Hiddleston, Charlie Hunnam y la guapísima Jessica Chastain, situada en los inicios del siglo XX en Buffalo, Nueva York, La Cumbre Escarlata cuenta la historia de Edith Cushing (Wasikowska) una joven ilusionada con alcanzar el sueño de ser una escritora reconocida, tiene bajo el brazo su primera novela, una historia de fantasmas, que no entusiasma mucho a los editores quienes piensan que las escritoras “deben” dedicarse solamente a contar historias de amor, Edith es protegida por su padre Carter Cushing (Jim Beaver) quien es un acaudalado empresario y de quién Sir Thomas Sharpe (Hiddleston) un noble inglés que encanta a la mitad del pueblo y le da mala espina a la otra mitad, busca inversión para poder construir una revolucionaria maquina de minería que él mismo diseñó. Sharpe llega al tranquilo Buffalo acompañado de su hermana (Chastain) y toman por sorpresa a un pueblo que busca trascender en este nuevo mundo industrializado y rápidamente la joven Edith cae ante los encantos de Sharpe quién sistemáticamente pone los ojos en la joven heredera.

La Cumbre Escarlata es una película de Guillermo del Toro en todos los aspectos, sin embargo es una película que no encuentra una clasificación clara entre sus demás obras y hoy más que nunca me atrevo a decir que existen 2 Guillermos del Toro, uno es el brillante director de películas como Pacific Rim, las series de Blade y Hellboy y otro Guillermo del Toro es un talentosísimo autor, más obscuro que nos ha entregado joyas como El Laberinto del Fauno, El Espinazo del Diablo y Cronos. La Cumbre Escarlata tiene lo mejor de ambos Del Toro, es una película con un diseño de producción inigualable, los detalles en los sets hacen que las locaciones tomen vida propia y nos envuelvan en una atmósfera de colores brillantes, vestidos elegantes y fantasmas que se evaporan ante nuestros ojos, pero también es una historia cruda (de las más crudas que ha dirigido del Toro en mi opinión), con excelentes actuaciones (Chastain está espectacular) y un acercamiento al gore que no me esperaba.

Sin lugar a dudas La Cumbre Escarlata es una película que hay que ver, no solo si eres fan de Guillermo del Toro, sino también si aprecias las películas de terror que te hacen saltar de tu asiento.

Comentarios