Gran Premio de Australia: matar o morir para la Fórmula 1

Se abre el telón y Albert Park recibe a los pilotos para el inicio de una temporada más en la Fórmula 1. El Gran Premio de Australia es la primera afrenta de este año y con muchas modificaciones estructurales, podemos decir que es el año de matar o morir para el Gran Circo.

Dicen los sabios del mundo motor que la F1 se ha vuelto monótona, aburrida y sin chiste. En los últimos cinco años solo dos pilotos han logrado salir campeones (Sebastian Vettel y Lewis Hamilton). ¿Alguien piensa lo mismo?

La Fórmula 1 y el mismo Bernie Ecclestone han buscado la forma de revirar esto, de intentar que este espectáculo sea más parejo y que no solo veamos en el podio a los Mercedes acompañados de alguien más, de ahí que para este 2016 surja una nueva modalidad de clasificación.

Australian F1 Grand Prix - Qualifying

Este sistema es un poco más complejo, pero al parecer no funcionó en mucho en la clasificación. De primeras se tendrán 16 minutos para correr en la Q1, cuando se llegue al minuto 7 el piloto más lento será descalificado. A partir de ese momento cada minuto y medio alguien tendrá que ser eliminado.

En esta parte ya solo habrá 15 pilotos disponibles para disputar la Q2, la cual contará con 15 minutos para correr y se hará un sistema similar, cuando falten 10 minutos se irá anulando al que tenga peor tiempo cada minuto y medio hasta que queden ocho.

En la Q3 se correrá durante 14 minutos, el reloj avanzará y cuando resten 9 minutos se hará el mismo procedimiento, hasta que solo queden dos en pista.

Australian F1 Grand Prix - Qualifying

Por ahora el sistema ha fallado, los mismos están como líderes y saldrán en las primeras plazas del GP australiano de este año (Hamilton, Rosberg y Vettel), por lo que de inmediato se han tomado medidas y quieren que dicho sistema tenga algunas modificaciones.

El Gran Circo ha dejado de ser ese show en donde los pilotos dejaban la vida en las pistas para buscar ganar respeto, ese lugar en donde la adrenalina realmente hacía su labor, para convertirse en un espectáculo “bonito”, en donde ya solo te levantas de tu asiento para tomar un respiro, para alcanzar a ver un auto si estás en algún circuito, porque ya no podemos decir siquiera que el rugir de los motores acelera tu corazón, hasta eso nos han quitado.

Habrá muchos cambios en el año venidero, se harán sobre la marcha y posiblemente haya muchos experimentos que terminen en desastre, pero la realidad es que la Fórmula 1 necesita cambios, necesita renovarse o va a morir.

seguir sopitas deportes

Comentarios