Editors Choice

América Latina baja índice de pobreza… ah no, menos México: Cepal

Por eso es malo generalizar… En una de las últimas mediciones realizadas por la Comisión Económica para América Latina (Cepal), se encontró que felizmente la pobreza y la indigencia no fueron a la alza, sino que se mantuvieron “estables” y en algunos casos fue a la baja…

Y justo cuando los políticos de México estaban por echarnos en cara el buen trabajo que han hecho, pero que no se nota y por tanto no se les reconoce… uhhh, pues se corrige y se señala que sí, en América Latina, con excepción de México.

Es más, de acuerdo con “Panorama Social de América Latina 2015”, nuestro país no sólo no mantuvo estable los anteriores indicadores, sino que de 2008 a 2014 la tasa de personas en condiciones de pobreza creció en promedio 2.9% anualmente. Hace dos años 41.2% de la población nomás no ha visto la suya en materia económica.

pobreza

Con base en lo anterior, la Cepal sentencia:

“En la mayoría de los países hay una disminución en la pobreza y la indigencia, con las excepciones de México y Costa Rica”.

¡¡Auch!!… para echarle más salecita a la herida, hay que decir que, aunque no se tiene dato específico del 2015, se espera que las condiciones de indigencia no tengan mejora… lo cual significará duro revés a lo poco que se ha logrado avanzar en materia social en los últimos años.

¿Por qué nos persigue la desgracia? Aunque se le puede achacar el problema a varios factores, hay un gran culpable: la falta de efectivo que llega a nuestros bolsillos… ok, de manera educada dicho así: “En México, el problema de la pobreza es más estructural que coyuntural, es un proceso de larga data; por ejemplo, la erosión salarial explica el incremento de personas con un ingreso menor a la línea de bienestar”.

pobreza impuestos

Por otra parte, la Cepal señala que existe una perpetuación de la pobreza, lo cual se debe a que en los hogares en los que hay menos ingresos es donde más se “echa pata”… lo cual tiene como consecuencia una mayor tasa de reproducción.

Pobres, pero con harto amor…

*Vía Reforma
Comentarios