Libra asalto, es herido… pierde más de 100 mil pesos, sospechan de policías

Porque a los policías no les gusta ver las cosas a medias, luego que un hombre se salvó de ser asaltado por unos viles rateros (aunque con herida de bala), parece que miembros de la honorable policía capitalina procedieron a terminar la “chamba” comenzada por los criminales… pues para que aprendan cómo se atraca sin necesidad de armas.

Los hechos ocurrieron ayer, cuando Jacobo, empleado de una ferretería salió de su lugar de trabajo con la nada despreciable cantidad de 409 mil 34 pesos. Como siempre ocurre, los ladrones tienen la habilidad de oler sumas de consideración, así que, justo cuando el sujeto iba rumbo al banco a depositar el dinero, fue interceptado por dos maleantes quienes, al clásico “arriba las manos”, pidieron la entrega del efectivo.

mafias-robos-extorsiones-autos-centro-accion-quibor_1_1179641

Sin embargo, el sigilo no era el fuerte de los criminales, ya que transeúntes se percataron de lo sucedido y comenzaron a gritar. Al verse descubiertos, los ladrones desistieron del atraco, no sin antes dejarle un “recuerdito” a Jacobo. Con balazo en la región del tórax, la víctima fue conducida al Hospital Balbuena. Por suerte, parece que la lesión no fue de gravedad… pero, aun así, camino al nosocomio iba inmovilizado e inconsciente. Quizás fue en ese momento que los elementos policíacos y paramédicos procedieron a cobrar la comisión por sus servicios.

El caso es que, una vez que el contador de la ferretería en la que Jacobo trabaja se presentó en el hospital, se encontró con que “mágicamente” la suma que iba a depositar el lesionado había disminuido unos cuantos miles de pesos: sólo le entregaron 291 mil 642 pesos. Claro que pidió saber qué había pasado con el resto.

Agentes realizaron entrevistas a los encargados de llevar a Jacobo al hospital. Las contradicciones entre una versión y otra eran evidentes, por lo que cinco uniformados (policías y paramédicos) fueron arrestados. Más tarde los del ERUM fueron libres (aunque con reservas de ley). Todos los involucrados ya forman parte de una averiguación previa.

Hasta el momento no aparece el resto del dinero, pero el MP ya solicitó videos de gobierno capitalino y de particulares. A ver si de esa forma logran saber dónde quedó la morralla. También falta ubicar a los ladrones armados, para preguntar si de casualidad ellos no se los quedaron.

*Vía Reforma
Comentarios