Moreno Valle se disculpa por operativo de 2014 en que murió niño… manda mensaje con funcionario

Pues más vale tarde que nunca… aunque en este caso más valía ni siquiera intentarlo. ¿Por qué?

A casi dos años de los trágicos hechos ocurridos en San Berdardino, Chalchihuapa, en donde un menor de edad murió a causa de un un proyectil (cortesía de policías) que impactó contra su rostro, esto durante un violento desalojo, el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, por fin se hizo presente para enviar una disculpa… bueno, la verdad es que hizo llegar el mensaje a través de funcionario de segundo nivel. Pero que no se diga que antes de concluir su gobierno no se acordó del incidente en el que también resultaron heridas ocho personas.

ley bala1

Así, en un nada emotivo evento, el encargado de asuntos jurídicos y derechos humanos de la Fiscalía General del Estado dio lectura a la misiva que inspiradamente Moreno Valle escribió de su puño y letra… aunque también pudo tratarse de un comunicado dictado a su secretaria o, en el mejor de los casos, un mensaje encargado a alguno de sus chalanes. El caso es que así se reconoció que la muerte del menor José Luis Tehuatlie Tamayo fue producto de un operativo fallido, en el que se violaron derechos humanos.

“El gobierno del estado de Puebla reconoce que conductas y actos desplegados por algunos de sus servidores públicos pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública ocasionaron daños y perjuicios a varios pobladores de Chalchihuapan, y ocasionaron la lamentable pérdida de la vida de José Luis Tehuatlie Tamayo”.

Aunque seguramente hubo quien derramo alguna lágrima de cocodrilo ante tan sentida carta, la madre del menor fallecido señaló que esto no era suficiente para resarcir el daño causado… si acaso, podría hacer lo que corresponde al castigar a los policías responsables y, de paso, no permitir que el presidente auxiliar de Chalchihuapan, Jairo Javier Montes, sea liberado. Ahí, donde lo tienen guardado desde el 21 de noviembre de 2014 está bien.

ley bala

Recordemos que fue el 9 de julio de hace dos años cuando policías estatales pusieron en práctica los pocos conocimientos que tenían de la llamada “Ley Bala”, arremetiendo con proyectiles y gases lacrimogenos contra participantes de una protesta en la autopista Puebla Atlixco, debido al cierre de las oficinas del Registro Civil.

Luego de lo ocurrido, la administración de Moreno valle sostuvo que la muerte del menor fue producto del impacto de un a “onda expansiva” que provocó un cohetón que fue lanzado por los lugareños. La mentira no pudo ser sostenida por los de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, quienes confirmaron que el niño falleció por una lesión provocada por un cartucho de gas lacrimógeno.

“En nombre y representación del gobierno del estado de Puebla, de manera respetuosa y franca ofrezco una sentida disculpa institucional a cada una de las víctimas y sus familiares, que haya sufrido algún tipo de daño o violación a sus derechos humanos. Esta disculpa implica el reconocimiento de la responsabilidad del Estado, cuando la actuación de sus funcionarios y agentes resulta violatoria a los derechos humanos”.

El mensaje de Moreno Valle fue leído en un acto realizado en la telesecundaria a la que asistía el José Luis Tehuatli… esto a días de que arranquen las campañas con miras a la gubernatura del estado. Por eso, aprovechando el viaje (o realizado sólo para esto), en el mensaje se invita a la comunidad “rechazar cualquier forma de manipulación o politización de acontecimientos que por cualquier razón lastimen a nuestros ciudadanos”.

*Vía Proceso
Comentarios