Cómo ha cambiado nuestro entendimiento de las pesadillas en 3 siglos

Las pesadillas han sido objeto de toda clase de interpretaciones desde hace miles de años y varias civilizaciones lo asociaban con demonios y otras fuerzas malignas y hasta el siglo 19 aún se seguía culpando a esas cuestiones por nuestras pesadillas (no dudamos que haya quienes lo sigan creyendo hasta el día de hoy).

En la actualidad se da tratamiento a las pesadillas recurrentes como un desorden oficial, sin embargo, los malos sueños son aún objeto de misterio y muchas controversias. Aún existen muchas discrepancias entre expertos sobre cuales son los elementos definitivos de esa experiencia, sobre la función biológica de las pesadillas y las maneras en que las personas que sufren de pesadillas son diferentes de las personas que duermen bien.

Por fortuna, tampoco ignoramos todo y sabemos ya varias cosas sobre las pesadillas y así es como ha cambiado nuestro entendimiento sobre ellas en más de tres siglos:

Desde los 1700 hasta 1830: Las pesadillas como monstruos

Hasta aproximadamente 1830, el termino ‘pesadilla’ se usaba para referirse al íncubo, una criatura que se sienta en el pecho de la persona que duerme en lo que ahora conocemos como parálisis del sueño.

De hecho, a finales de los 1700, el Universal Etymological English Dictionary definió a las pesadillas como ‘una enfermedad cuando un hombre en su sueño supone que tiene una gran carga sobre él’, por lo cual es sencillo suponer que esa gran carga sobre el durmiente es el íncubo.

Sin embargo, mirando en retrospectiva, es difícil saber cuando es que el termino ‘pesadilla’ era usado para referirse a una aparición demoniaca, al demonio en sí o a un sueño aterrador, no obstante, la figura del íncubo estuvo muy presente en la literatura médica, así como en la cultura general de esos años. Una de sus más famosas representaciones se encuentra en la pintura ‘La Pesadilla’ de Henry Fuseli pintada en 1782.

fuselithenightmare

Ryan Herd, un investigador del sueño explicó en un capitulo para la ‘Enciclopedia del Sueño’:

La distinción histórica entre los casos de pesadillas e íncubos es mayoritariamente emocional: el terror predomina con el demonio pero los casos de íncubos incluyen pavor combinado con placer.

En este punto, el antropólogo médico David Hufford (1982) sugiere que la tradición del íncubo puede ser un subconjunto de la pesadilla clásica o un fenómeno completamente diferente.

Los 1800: El curioso caso del malestar gástrico (entre otras explicaciones seudo científicas)

Para los años 1800 la concepción de las pesadillas en la corriente principal aún involucraba demonios religiosos o míticos. Sin embargo, a partir del siglo XVIII empezaron a trata de explicarlas más seriamente y ‘hombres médicos’ mencionaban que las pesadillas tenían causas psicológicas en lugar de las explicaciones supernaturales que perneaban en la época.

¿Cuál fue la razón que ellos dieron? Aparentemente las pesadillas eran producto de malestares gástricos provocados por la comida. Aún cuando nunca hubo una base científica para sostener esta teoría, la noción basada en que las pesadillas son provocadas por la cena siguió siendo aceptada muchísimos años después desde que apareció en el texto médico ‘Practice of Physick’ de 1692.

Nightmare

De hecho, es una explicación que hemos visto hasta en programas de televisión y otros elementos de la cultura popular. De hecho, se dice que Henry Fuseli cenó chuletas de cerdo crudas para poder inducir la pesadilla que lo inspiró a pintar el cuadro del mismo nombre.

Por supuesto, la comunidad médica no aceptaba universalmente esta hipótesis. En 1815 John Waller, un cirujano de la Royal Navy, lamentó que los expertos no fueran serios en sus análisis hacia las pesadillas en su ensayo ‘A Treatise on The Incubus, or night-mare, Disturbed Sleep, Terrific Dreams, and Nocturnal Visions. With the Means of Removing these Distressing Complaints.’

Waller enfatiza la severidad de la condición y desbanca las tontas creencias sobre las pesadillas de la época.

Diarios médicos muestran un poco de como eran las creencia en el siglo XIX. en 1899 el médico E. Graham Little analizó 30 casos de ‘terrores nocturnos’ (aunque no hay una diferencia clara entre los terrores y las pesadillas) y publicó sus descubrimientos en The Lancet.

E. Graham Little escribió:

Los malestares digestivos no juegan una parte importante en la causa a la que a menudo se les asocia.

1920: las pesadillas son consideradas como sueños

El famoso psicólogo Sigmund Freud caracterizaba a los sueños como realizadores de deseos, manifestaciones de deseos reprimidos que servían como ‘el camino real al conocimiento del inconsciente’. Sin embargo, su teoría que fue originalmente articulada en 1899 no explicaba el significado o la función de las pesadillas muy bien.

No obstante, en 1920 en su libro ‘Más Allá del Principio del Placer’, Freud mencionaba que los dolorosos sueños recurrentes de los veteranos de guerra (es decir, pesadillas) no eran realizadores de deseos.

nightmare2

No obstante, los psicoanalistas de la época intentaron poner a las pesadillas dentro del marco referente freudiano. En 1931 el psicólogo Ernest Jones afirmaba que el ataque de una pesadilla era una expresión mental sobre un deseo incestuoso.

Los sesentas y los desordenes de excitación

Conforme avanzó el siglo XX la lealtad hacia las ideas freudianas comenzó a desvanecerse y la ciencia del sueño comenzó a emerger.

En 1953 con el descubrimiento de la fase del sueño conocida como R.E.M. (movimiento rápido ocular) surgieron esfuerzos para intentar entender los distintos tipos de actividad durante el sueño, incluyendo las pesadillas.

Sin embargo, a los investigadores les costó mucho trabajo dibujar lineas claras entre las pesadillas y unas similares, aunque diferentes en lo clínico, experiencias pesadillezcas.

nightmare3

Un ejemplo de esto es que, en 1968, el neurólogo Roger J. Broughton clasificó a las pesadillas junto con el sonambulismo, los terrores nocturnos y el mojar la cama como ‘desordenes de excitación’ que no ocurrían durante el sueño R.E.M.

Ahora sabemos que las pesadillas sí ocurren durante el sueño R.E.M. e incluyen contenido aterrador o negativo. Subsecuentemente los investigadores distinguían las pesadillas de los terrores nocturnos, los cuales ocurren durante la tercera o cuarta etapa del sueño profundo y normalmente van acompañados de un grito penetrante y sin ningún tipo de contenido.

Los noventas: Reescribiendo la narrativa de las pesadillas

Muchas veces los doctores veían a las pesadillas como síntomas secundarios de otros desordenes, en lugar de un desorden en sí mismo. Como respuesta a las quejas sobre pesadillas recurrentes, los doctores tratarían los síntomas subyacentes.

Presumiblemente, las pesadillas se desvanecerían en consecuencia. No obstante, durante los ochentas, especialistas de la mente al dormir y durante el sueño comenzaron a utilizar técnicas terapéuticas cognitivas expresamente diseñadas para ayudar a las personas a vencer las molestias causadas por las pesadillas.

nightmare6

La psicóloga de Harvard, Deirdre Barret, articuló su Terapia de Ensayo por Imagenes (IRT por sus siglas en inglés) en su libro de 1996 ‘Trauma y Sueños’. A través de esta terapia, la gente que padece de pesadillas re escriben los finales de sus malos sueños mientras están despiertos para transformar la naturaleza angustian de sus malos sueños.

Esta técnica cuestiona el valor terapéutico de las pesadillas así como su análisis. En su lugar, los pacientes de la IRT ven a las pesadillas como un fenómeno parecido a un mal hábito que la mente tiene que des-aprender.

El IRT ayuda a que las personas rompan el ciclo sin pedirles que se excaven hasta las raíces de sus trastornos de sueño.

2000: ¿Una receta para las pesadillas?

A pesar de la efectividad de la IRT, esta no es para todos, ya que hay personas psicológicamente frágiles para las que esto puede ser más complicado.

Sin embargo, en el 2000 surgió un medicamento para la presión sanguina llamado Prazosin que se convirtió en un medicamento para tratar el desorden de las pesadillas. El uso alternativo de el Prazosin fue descubierto por psicoterapeutas en el VA Mental Health Research Center en Seattle, Washington.

nightmare4

El tratamiento está aprobado por la American Association of Sleep Medicine y también sirve para tratar a pacientes con estrés postraumático.

De 2005 hasta la actualidad: Las pesadillas como terapia

Aún cuando ya tenemos tratamientos contra las pesadillas, los investigadores no han dejado de estudiar las bases, naturaleza y función de las pesadillas.

En 2005 un par de investigadores dieron la explicación de que las pesadillas pueden ser un sistema de simulación evolutivo de prevención. Es decir, ayudaban a nuestros antepasados a prepararse para protegerse de depredadores y otras amenazas.

nightmare5

Teorías más recientes hablan de que las pesadillas tienen una función terapéutica, como ayudar a las personas a superar fobias. Sin embargo, no todos los terapeutas ven a las pesadillas como una experiencia útil.

Aún hay muchas dudas y la linea entre lo normal y el desorden sigue siendo muy borrosa, sin embargo, vale la pena aclarar que el tener pesadillas ocasionalmente no constituye un desorden y prácticamente todos las tenemos.

Falta mucho por investigar y, hasta entonces, aún habrá muchas dudas en torno a las pesadillas por un buen rato.

Via Van Winkle’s
Comentarios