Una investigación confirma que robaron el cráneo de Shakespeare de su tumba

Seguro tener el cráneo de William Shakespeare en la repisa es el sueño de muchos, pero parece que alguien se esforzó demasiado por hacerlo realidad.

Una nueva investigación en la tumba del dramaturgo inglés, ubicada en la iglesia de la Santa Trinidad, en Stratford-upon-Avon, pueblo donde nació y murió, confirmó que el cráneo del escritor fue robado del lugar, una leyenda que ya circulaba desde 1879 y que ahora podrá ser comprobada.

Un grupo de expertos utilizó un georradar para investigar los restos que había en el interior de la famosa tumba, sin hacer ningún daño o alteración en la misma:

“Tenemos la sepultura de Shakespeare con una extraña alteración en la parte de la cabeza y contamos con una historia que sugiere que en algún momento de la historia alguien vino y se llevó el cráneo”, declaró el arqueólogo Kevin Colls, de la Universidad de Staffordshire, quien lleva el proyecto junto con la geofísica Erica Utsi.

El especialista Chris Laoutaris de la Universidad de Birmingahm y del Instituto Shakespeare, describió estos nuevos hallazgos como “emocionantes” y aseguró que provocarán evaluaciones arqueológicas académicas por muchos años más.

Como dato curioso, la tumba de Shakespeare contiene una advertencia de maldición a quienes se atrevan a profanar los restos: “Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito sea el hombre que respete estas piedras y maldito el que remueva mis huesos”, así que quien haya sido, seguro no salió bien librado.

**Notimex
Comentarios