25 años de ‘Spiderland’ de Slint, una pieza fundamental del rock independiente

1991 fue un año importante para la música; ocurrió un cambio en la música que predominaba en el mainstream gracias a la explosión del llamado ‘grunge’ que devolvió al rock a la corriente principal.

Nirvana cosecharon un gran éxito con ‘Nevermind’ y pronto otras bandas comenzarían a ganar notoriedad. Bandas como Pearl Jam, Smashing Pumpkins y Soundgarden lograrían tocar en festivales y espacios cada vez más grandes y creando discos que ahora son considerados clásicos.

Sin embargo, completamente fuera del radar, una banda llamada Slint lanzaba el que se convertiría en su último álbum: ‘Spiderland’ que fue lanzado un 27 de marzo pero de 1991 bajo el sello Touch and Go Records.

slint4

Pero, a todo esto ¿quiénes son Slint?

Slint fue una banda formada en 1987 en la ciudad de Louisville, Kentucky, famosa por el notorio Derby que se lleva a cabo anualmente. La banda se formó de las cenizas de la banda local de Punk Rock, Squirrell Bait y fue fundada por Brian McMahan (guitarra y voz), David Pajo (guitarra), Britt Walford (batería) y Ethan Buckler (bajo).

En 1989 y con el ingeniero de sonido Steve Albini (quien ha grabado discos de bandas y artistas como Pixies, Nirvana, PJ Harvey, Jimmy Page y Robert Plant, entre muchos otros) grabaron el que fue su primer álbum: Tweez.

slint2

El álbum está predominado por guitarras con un sonido muy metálico y rítmicas poco usuales y las canciones están nombradas usando los nombres de los padres de cada miembro. Ethan Buckler no estaba satisfecho con el sonido del disco obtenido por Albini, por lo que dejó a la banda muy poco después del lanzamiento del disco y su lugar fue ocupado por Todd Brashear.

En 1989, nuevamente con Albini, grabaron un par de tracks para un EP sin título. Los tracks eran completamente instrumentales y sonaban muy distinto a lo grabado en Tweez y sería un antecedente directo para el sonido que prevalecería en ‘Spiderland’. Por cierto, ese EP no vio la luz del día hasta 1994, años después de la disolución de la banda.

slint6

En 1990 McMahan y Walford comenzaron a escribir lo que se convertiría en su segundo LP y durante el verano de ese año la banda estuvo ensayando el material para entrar al estudio con el ingeniero Brian Paulson y grabar el álbum.

El álbum fue completado en solo cuatro días pero las sesiones fueron muy estresantes para los miembros e historias se cuentan de que tuvieron que alguno de los miembros tuvo que entrar a un hospital psiquiátrico y otra clase de cosas.

La historia de Slint y Spiderland está muy bien retratada en el documental ‘Breadcrumb Trail’ de Lance Bangs y recomendamos ampliamente que lo vean.

slint5

El disco durante su lanzamiento el 27 de marzo de 1991 recibió muy poca atención de los medios (quizás la reseña más notoria fue una escrita por Steve Albini para la revista Melody Maker en la que alabó el álbum) y muy pocas copias fueron vendidas durante su lanzamiento.

No obstante, con el paso de los años el álbum empezó a ser descubierto por entusiastas y músicos y se convirtió en una influencia primordial en el desarrollo del subgénero conocido como Post-Rock y otros estilos en el rock independiente.

Bandas como Mogwai, Godspeed You! Black Emperor y muchas otras bandas del undergorund tienen una deuda enorme con Slint y ‘Spiderland’.

Y es que ‘Spiderland’ es un álbum que tiene un sonido muy único y que, básicamente, existe dentro de su propio pequeño pero extraño universo y es por eso que vale mucho la pena hablar sobre las canciones que están contenidas dentro de este disco.

Breadcrumb Trail

El track abridor del álbum de inmediato nos introduce en su extraño mundo. El track nos describe la experiencia de una persona en una feria que se encuentra a una adivina.

A partir de aquí encontramos varios de los elementos que definen el sonido del álbum: cambios de ritmos constantes, letras recitadas y guitarras en las que predominan los armónicos en los versos para pasar a utilizar un distorsión muy metálica en las partes climáticas.

Creeping up into the sky.
Stopping, at the top and,
Starting down.
The girl grabbed my hand,
I clutched it
Tight.
I said goodbye to the ground.

Far below, a soiled man.
A bucket of torn tickets at his side.
He watches the children run by
And picks his teeth.

Spinning round,
My head begins to turn.
I shouted, and searched
The sky for a friend.
I heard the fortune teller,
Screaming back at me.
We stuck out our hands and met the winds.

El narrador describe una experiencia que más bien parece un sueño. La estructura de la letra es más como si fuera un cuento y, en general, ese sentido más ‘literario’ por llamarlo de algún modo, es el que predomina en las letras. Por cierto, como dato curioso, las letras fueron escritas hasta que la banda se encontraba grabando el disco.

Nosferatu Man

Como el título lo indica, esta canción esta inspirada en la emblemática película del llamado expresionismo alemán, ‘Nosferatu’ de F.W. Murnau.

Like a bat I flushed the girl
And I flew out my back door
And I came to no one no more
She ran without glances
And railed like a red coal train
She ran without glances
And railed like a red coal train

La música nos rodea de una atmósfera completamente abrasiva, los armónicos distorsionados de los versos generan buena tensión que se libera con los explosivos riffs del coro que parecen sacados de una muy bizarra banda de metal.

El track finaliza con 30 segundos de feedback.

Don, Aman

Un track que se siente mucho más intimo, nos narra la experiencia de un hombre que, aparentemente, se encuentra fuera de un bar después de sentirse apabullado por la ansiedad.

Don stepped outside
It felt good to be alone
He wished he was drunk
He thought about something he said
And how stupid it had sounded
He should forget about it
He decided to piss, but he couldn’t

Don definitivamente tiene problemas para estar con las personas. Cuando finalmente se siente repuesto como para volver adentro, no puede dejar de pensar en todos los detalles y en lo abrumadora que es esta situación para él.

The light
Their backs
The conversations
The couples, romancing, so natural
His friends stare
With eyes like the heads of nails
The others
Glances
With amusement
With evasion
With contempt
So distant
With malice
For being a sty in their engagement
Like swimming underwater in the darkness
Like walking through an empty house
Speaking to an imaginary audience

Don simplemente no puede disfrutar de nada, se siente observado, juzgado y simplemente decide marcharse. El sentimiento de ansiedad que acompaña al personaje central de la historia es bien representado cuando la relativa calma que lleva la canción hasta el momento es interrumpida por guitarras con mucha distorsión. Definitivamente una de las mejores canciones del álbum.

Washer

El lado B de ‘Spiderland’ comienza con el que podría ser el track más dramático del disco. Es también la canción más extensa del álbum (casi nueve minutos de duración) y con una letra que se lee como una especie de carta de despedida a la pareja del que escribe:

Goodnight, my love
Remember me as you fall to sleep.
Fill your pockets with the dust and the memory,
That rises from the shoes on my feet.

I won’t be back here
Though we may meet again.

Lo que queda al aire es si esto es solo un rompimiento o si la persona está considerando el suicidio o si incluso la persona ya ni siquiera está entre los vivos y solo manda este mensaje desde alguna otra parte aunque, por supuesto, se puede interpretar de varias maneras.

I, too, am tired now
Embracing thoughts of tonight’s dreamless sleep.
My head is empty,
My toes are warm.

I am safe from harm.

El track juega mucho con la tensión y cada vez que pensamos que va a estallar, vuelve a la calma, excepto en el verso final en el que todo estalla en ruidoso climax para volver nuevamente a la calma en la extensa conclusión.

For Dinner…

Para muchos, el track más flojo del disco. Y, definitivamente, no es un track que funcione muy bien fuera del contexto del disco. Es el track más tenso del álbum y esa parece ser su función, mantenernos todo el tiempo al la expectativa.

Si hay algo que vale la pena notar, es el excelente trabajo en la batería de Britt Walford y nos hace ver que, auténticamente, es un baterista con un estilo muy único.

Good Morning, Captain

Probablemente, el track más ‘famoso’ de ‘Spiderland’. Esta canción esta presente en el soundtrack de la película ‘Kids’ de Larry Clark.

La letra de la canción está basada en el poema ‘The Rime of the Ancient Mariner’ de Samuel Taylor Coleridge y narra la experiencia de un capitán cuya embarcación ha naufragado y toda la tripulación parece haber perecido en el incidente:

Let me in, the voice cried softly,
from outside the wooden door.
Scattered remnants of the ship could be seen in the distance,
Blood stained the icy wall of the shore.

I’m the only one left. The storm, took them all,
He managed as he tried to stand.
The tears ran down his face.
Please, it’s cold.

Musicalmente, todo gira en torno a un par de acordes de guitarra en los versos que sirven como base perfecta para la narración. El capitán está definitivamente en sus últimos momentos de vida y al final parece estar disculpándose con todos o con alguien que perdió durante el hecho.

I’m trying to find my way home.
I’m sorry
And I miss you.

I miss you.
I’ve grown taller now.
I want the police to be notified.
I’ll make it up to you,
I swear, I’ll make it up to you.

I miss you.

Todo estalla en un mar de guitarras distorsionadas y los auténticamente angustiosos gritos de Brian McMahan que hacen de este track un cierre majestuoso para este álbum.

‘Spiderland’ quizás no tenga el lugar que otros discos clásicos como ‘Led Zeppelin IV’, ‘The Dark Side of the Moon’ o ‘Abbey Road’ pero lo cierto es que sigue siendo una influencia vital para una enorme cantidad de bandas que encuentran en su universo la inspiración que necesitan para crear sus propios mundos.

Prácticamente no hay otro disco que suene igual que ‘Spiderland’ y por eso es que, 25 años después, su legado está más vivo que nunca.

Comentarios