Desde Cuba: Fotos y reseña del histórico concierto de The Rolling Stones en La Habana

Sobre la noche del 25 de marzo del año 2016 se hablará por generaciones en La Habana, esta fue una noche histórica; la noche que los Rolling Stones tocaron gratis para medio millón de cubanos.

Si tu me hubieras dicho que un día estaría escuchando a Los Rollings Stones en La Habana te diría que estas loco” nos decía cualquier cubano al que le preguntaras. “Esto es un sueño que jamas pensé que se podría cumplir, y aquí estamos para vivirlo”, en el preámbulo de esta cita historia, la noche que Los Rolling tocaran por primera vez en Cuba.

Algunos dicen que estuvieron prohibidos, algunos otros afirman que nunca lo estuvieron, sin embargo es sabido que la escena del rock en Cuba ha sido una de las más castigadas históricamente, pero esta noche algo cambió y hoy han salido a lucirse todas las camisetas de las bandas más emblemáticas de la historia del Rock. En Cuba, durante muchos años a algún listo le dio por pensar que la música era subversiva, – Aquí estuvo prohibido hasta José José- nos dijo un taxista. “Esperamos que este sea el principio para que todas las bandas quieran venir a Cuba”.

1

Esto será un acontecimiento histórico y los que estuvimos ahí lo sabíamos. La gente llegó desde el amanecer, incluso algunos llegaron desde la noche anterior para acampar. Por la mañana aparecieron decenas de cámaras de televisoras de todo el mundo para cubrir el evento.

Hubo que esperar horas bajo el sol, pero ¿Qué significaba eso comparado con los años de espera?, Este concierto implica una revolución ideo-estética, un acto que es un símbolo del cambio de los tiempos en la isla y para esta ocasión se dieron cita todos los personajes de La Habana, por aquí desfilaron viejos, niños, mulatas, rubios, negras y blancos. Desde los fans más aguerridos quienes estaban ante la materialización de un sueño, hasta los despistados que antes de concierto pensaban que Los Rolling era una banda de reggeatón.

Lá música no distingue géneros ni generaciones, y aquí se reunieron abuelos con sus nietos para tender un puente musical entre ellos. Llegaron desde todos los rincones de toda la isla y poco a poco llenaron el campo de beisbol el cual se convirtió en el escenario para que más de 400 mil personas tuvieran una experiencia única en sus vidas.

3

Y desde que empezó el concierto la locura se desató. La banda hizo lo suyo, entregados por completo a los cubanos, y ellos los recibían gozosos. Esta fiesta no tendría comparación. No conocían muchas de las canciones, pero eso no les impidió cantarlas como cada uno pudiera. Esto no es salsa ni guagancó, pero nadie necesita explicarles a los cubanos como bailar y mover su cuerpo. Cada uno se sacudía como mejor le vibraba el cuerpo; con el cabello, la cadera, el culo, los pies, las manos y los ojos supieron gozar la música de Los Stones.

Para cerrar el concierto Mick Jagger les gritó a Los Cubanos “¿Están listos?” y cómo si esa pregunta indagara en una premonición, arrancó la última canción de la noche; “Satisfaction”. Y la música flotó atravesando todos los cuerpos de los que estábamos ahí. El éxtasis en todos los presentes fue total.

Satisfacción es algo que quedará esta noche en la memoria de todos los asistentes.

Galería

2

4

5

ALDOAYLLON-3081

ALDOAYLLON-3166

ALDOAYLLON-3238

ALDOAYLLON-3261

ALDOAYLLON-3267

ALDOAYLLON-3356

ALDOAYLLON-3367

ALDOAYLLON-3382

ALDOAYLLON-3390

Texto: Mauricio Novelo
Fotos: Esteban Azuela y Aldo Ayllón

Comentarios