Justicia para Daphne: Una carta del padre de la víctima a los Porkys de Costa de Oro

Pasan los días y la indiferencia e impunidad siguen marcando el sexenio de Javier Duarte en Veracruz y otra muestra de ello, es la ineficacia mostrada por su gobierno para hacer frente a uno de los casos que mayor indignación ha causado en todo el país: “Los Porkys de Costa de Oro”, el grupo de mirreyes, que presuntamente secuestraron y abusaron sexualmente de Daphne, una menor de edad en Enero del año pasado sin que hasta la fecha, las autoridades hayan avanzado en la investigación, aún y cuando entre los involucrados destacan nombres como el de Jorge Cotaita Cabrales, acusado de atropellar y matar a un ciclista en el 2013.

Por tal motivo,  Javier Arturo Fernández Torres, padre de la víctima ha publicado una nueva carta, a través de Radio Fórmula sobre lo ocurrido.

CARTA-DAPHNE-PORKYS-COSTA-DE-ORO

Por su parte, la organización ciudadana Causa en Común presidida por Maria Elena Morera publicó este lunes una carta dirigida al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte Ochoa, en la que 125 activistas, académicas, políticas y defensoras de los derechos humanos exigen justicia para Daphne y a continuación reproducimos la misiva en su totalidad.

JAVIER DUARTE OCHOA
GOBERNADOR DEL ESTADO DE VERACRUZ

LUIS ÁNGEL BRAVO CONTRERAS
FISCAL GENERAL DEL ESTADO DE VERACRUZ

LUIS FERNANDO PERERA ESCAMILLA
PRESIDENTE DE LA COMISIÓN ESTATAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

Esta semana hemos atestiguado como las autoridades de la Fiscalía General del Estado de Veracruz han privilegiado intereses políticos por encima de su deber de impartir justicia.

Hemos visto como se revictimiza a nuestras hijas, a nuestras familias, a nuestra sociedad, sin que las autoridades cumplan con su obligación de investigar y fincar responsabilidades legales para proteger debidamente a las víctimas, en este caso Daphne, una adolescente de 17 años fue atacada por cuatro jóvenes, Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Gerardo Rodríguez Acosta y Diego Cruz Alonso en Boca del Río, Veracruz. Sus padres los encubrieron y la autoridad, pese a contar con evidencias de esa conducta delictiva,ha dejado hasta la fecha impune el delito, permitiendo que el daño creciera.

Confesar en vídeo la conducta delictiva no diluye la culpa; por el contrario, es un elemento más del escarnio y revictimización de la afectada al causarle daño en su vida privada, en su intimidad y en su entorno social. Lo realmente objetivo para la autoridad es que se debió investigar de inmediato por ser ésta menor de edad, lo cual no sucedió. Se cuenta con el señalamiento de la víctima, con las periciales y las testimoniales desde mayo pasado, por tanto, en noviembre la fiscalia tendría que haber ejercitado la acción penal y no lo hizo. En este caso, como en muchos otros, se evidencian graves violaciones a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de violencia del Estado y a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave y, por supuesto, al Código Penal del Estado de Veracruz. Es inadmisible que la autoridad no haya procedido conforme lo marca la Ley.

Lo que observamos en redes sociales sobre lo que está ocurriendo en Veracruz debe alertar a la sociedad de todo el país, tanto por la corrupción mostrada por las autoridades como por la inadmisible perpetración de la violencia contra las mujeres y las niñas. Debe servirnos para exigir el castigo a los responsables de la violencia contra las mujeres en Veracruz y para una vez más, llamar a la sociedad en su conjunto a exigir a las autoridades el cumplimiento inmediato del Estado de Derecho, que protege los derechos humanos.

Hace unas semanas lamentábamos la inadmisible conducta del secretario de Seguridad Pública de Veracruz, al organizar un espectáculo de strippers con efectivos de la corporación para “festejar a las mujeres policías” en el marco del Día Internacional de la Mujer, mostrando el poco respecto que siente hacia el uniforme y banalizando una conmemoración que tiene por objeto precisamente llamar la atención sobre los rezagos en el cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres.

Hoy, vemos como el Fiscal del Estado es omiso al aplicar la ley. Exigimos que en el Estado cesen estas inaceptables conductas y se haga justicia a la joven de Boca del Río, Veracruz.

¿Será que veremos justicia en este caso?  ¿O Javier Duarte seguirá el guión de su sexenio, fabricando culpables y omitiendo la responsabilidad que le corresponde, no sólo con la justicia, sino con el pueblo de Veracruz para hacer cumplir la Ley?

Vía Causa en Común, Radio Fórmula

 

 

Comentarios