Apple responde al FBI por el iPhone de San Bernardino

Uno de los temas más sonados últimamente es el caso FBI vs Apple, en el que la agencia de investigación solicitó a la empresa “ayuda” para desbloquear un iPhone que pertenecía a uno de los terroristas de San Bernardino.

El caso fue controversial porque Apple se negó a asesorar a la agencia debido a que la privacidad de sus usuarios es un tema fundamental dentro de la empresa, explicando que no se trata únicamente de ese teléfono, sino que sí accedían a asesorar a la agencia en futuro estarían exigiendo el desbloqueo de un gran número de celulares.

Pues bueno, ayer se confirmó que el FBI retiró su acción legal contra Apple pues encontró la forma de desbloquear el celular sin la ayuda de la compañía, lo cuál, lejos de cerrar el caso, abre todavía más preguntas en el camino.

¿Quién y cómo lograron hackear un teléfono cuya información había estado encriptada?

¿Es una agencia gubernamental?

¿Se trata de un particular?

¿Cómo logró el FBI acceder a esta información?

Y sobre todo ¿qué significa para todos los usuarios el hecho de que una agencia gubernamental haya violado la privacidad de un usuario, accediendo a información que en teoría es “inviolable”?

El FBI en todo momento remarcó que para ellos la prioridad es asegurar que la policia tenga la información crucial para proteger la seguridad nacional y la seguridad pública. Ante el acontecimiento Apple ha dado su respuesta ante los hechos, el cual citamos a continuación:

“Desde el principio, nos opusimos a la demanda del FBI para que Apple implementara una puerta trasera en el iPhone porque creíamos que era un error y sentaría un peligroso precedente. Como resultado de la destitución del gobierno, nada de esto ha llegado a ocurrir. Este caso nunca debería haber sido interpuesto.

Vamos a seguir ayudando a los cuerpos de seguridad con sus investigaciones, como lo hemos hecho desde el principio, y vamos a seguir aumentando la seguridad de nuestros productos teniendo en cuenta que las amenazas y ataques a nuestros datos se hacen más frecuentes y más sofisticados.

Apple cree profundamente que las personas en los Estados Unidos y en todo el mundo merecen que sus datos, seguridad y privacidad sean protegidos. Por eso, la compañía hizo énfasis en que sacrificar una persona por otra sólo pone a las personas y sus países en mayor riesgo.

Este caso plantea cuestiones que merecen un debate a nivel nacional sobre nuestras libertades civiles, nuestra seguridad colectiva y la privacidad. Apple mantiene su compromiso de participar en la discusión”.

Aunque el FBI retire la demanda contra Apple, la lucha por nuestros derechos a la privacidad y protección de datos apenas inicia, en un debate que sin lugar a dudas llevará su tiempo.

Comentarios