Partidos políticos y líderes religiosos en Pakistan, repudian una nueva ley que protege a las mujeres

Ante los últimos ataques terroristas que el mundo ha sufrido, parece ser que la vista pública tardará un poco de alejarse de las tierras de Medio Oriente. Pero lo que muchas veces se llega a pasar por alto, es que si bien los extremistas religiosos son los que comenten estos actos monstruosos, una gran parte de la población se sigue rigiendo por las tradiciones y sobre todo por la infame ley Sharia.

sharia

Mientras que en esta parte del mundo, las leyes que protegen a la mujer del abuso, ya tienen varios años de existir, en muchas partes de Medio Oriente, hasta ahora se está empezando a implementar estas medidas de protección.

violencia

El Gobierno de Punjab, acaba de autorizar normas que penalizan el maltrato hacia la mujer. Esta nueva legislación establece que los hombres no pueden pegarles a sus esposas y, si lo hacen, pueden ser desalojados de sus domicilios, forzados a llevar un brazalete con GPS para controlar su ubicación, y quedan inhibidos para compras armas. Además de proponer la creación de una linea telefónica donde las mujeres puedan levantar denuncias.

Lamentablemente, varios grupos se encuentran en contra de estas nuevas legislaciones. Gran parte de la jerarquía política, así como grupos religiosos, se encuentran indignados por esta legislación (bola de payasos). Una coalición de 30 partidos declaró la ley como “anti-islámica”, además de que amenaza a la más sagrada institución, la familia.

Y si eso no fuera suficiente, este grupo de pelmazos, han amenazado con protestas en todo el país si el Gobierno de Punjab no da marcha atrás.

punjab

Entre los grupos más vocales, se encuentra el Consejo de la Ideología Islámica, quienes califican a esta ley como “repugnante” y que va en contra de su religión y cultura. Este consejo tiene como principal objetivo el garantizar que todas las leyes del país cumplan con la Sharia.

Entre los últimos vestigios de una forma de pensar primitiva, el Consejo intentó defender el derecho de los hombres a casarse con una menor, dispensarlos de pedir permiso a sus primeras esposas para casarse con una segunda o tercera y hacer imposible que una mujer pueda probar y testificar en contra de una violación.

Pues faltaba más. Hay que recalcar que estos grupos se encuentran conformados en su mayoría por hombres viejos, los cuales pretenden mantener en un estado miserable a los demás, ya que así lo dicen sus textos sagrados, o al menos es lo que ellos argumentan.

Via: Infobae
Comentarios