Entendiendo la discriminación salarial en el futbol femenil de Estados Unidos

Mucho se habla de la equidad de género hoy en día, sin embargo, cada día salen casos que nos hacen ver que estamos lejos de llegar al objetivo, hoy se ha presentado uno de estos casos; otro dentro del deporte.

Cinco jugadoras de la selección nacional de Estados Unidos han demandado a su federación por discriminación salarial.

Hope Solo, Carli Lloyd, Becky Sauerbrunn, Megan Rapinoe y Alex Morgan fueron quienes se unieron para presentar esta demanda ante la Comisión de Igualdad en Oportunidad de Empleo, quienes se encargan de hacer valer los derechos civiles en contra de discriminación en el trabajo en el país vecino del norte.

Ahora, este podría ser un caso que fácilmente pueda ser desestimado por el público, pero es muy importante hacer hincapié en que es un tema muy delicado de equidad que tristemente se ha estado repitiendo. Vamos por partes:

¿De qué va la demanda?

Ellas acusan a la U.S. Soccer de discriminación salarial, pues indican que ellas ganan alrededor del 40% de lo que ganan sus colegas hombres.

También alegan que están siendo “estafadas” en todo; desde bonos hasta primas por participación.

¿Cómo están los pagos para las selecciones?

Según información del New York Times:

Un jugador hombre recibe 5 mil dólares por un partido perdido en un encuentro amistoso y hasta 17 mil 625 dólares por una victoria contra un oponente grande.

En contraste, una jugadora recibe 1,350 billetes verdes por un partido similar, pero sólo si ganan; la selección femenil no recibe bonos por pérdidas o empates.

Pero pues más gente ve a los hombres y eso los hace ganar más… ¿no?

No realmente. Existe la creencia de que los hombres hacen que los ratings en deportes se vayan al cielo (lo que lleva a más espacios publicitarios y venta de boletos) y que normalmente las disciplinas donde participan mujeres no son tan vistas lo que lleva a menos posibilidades de hacer negocios por lo que ellas tendrían salarios menores.

Sin embargo, son muchos los deportes donde las mujeres no sólo son más populares que los hombres, sino que son las número 1 en venta de boletos y rating. Patinaje artístico, gimnasia, volleyball, etc, son sólo un ejemplo.

¿Pero y en el futbol de Estados Unidos?

En la demanda presentada por las seleccionadas, citan reportes financieros donde se indica que ellas se convirtieron en el principal motor económico de la federación y que a pesar de eso ganan la mitad o menos, que los hombres.

En este rubro, representantes de la federación dice que escogieron muy bien los datos a presentar ya que utilizaron, según ellos, un año extraordinariamente exitoso para llegar a estas conclusiones.

Sin embargo, sus números dicen que ellas hicieron que la Federación ganara 16 millones de dólares, mientras que los hombres ocasionaron pérdidas económicas.

Más datos sobre la diferencia de salarios:

En el 2014, la selección de Estados Unidos masculina ganó 9 millones de dólares por haber sido eliminados en los octavos de final.

Las mujeres ganaron 2 MDD por haber sido campeonas del mundo en 2015.

Como mencionamos, los hombres ganan cuando menos 5 mil dólares por sólo salir a la cancha, no importa el resultado.

Ellas, como máximo, podrían ganar 4 mil 950 dependiendo el rival y sólo se les pagan 20 partidos al año, no se les paga nada por más juegos después de esos.

Cabe mencionar que la Federación indicó que el premio económico que se le da al campeón del mundo, no lo asignan ellos, sino la FIFA directamente, pero la demanda de las chicas parece que irá por la parte de dinero ganado por patrocinios, comerciales y demás.

Bueno… ¿Y los resultados deportivos?

No hay comparación, estos son los resultados de ellas:

  • 3 veces campeonas del mundo
  • 4 medallas en Juegos Olímpicos
  • 7 veces campeonas del Premundial

Todo esto se da en un ambiente turbio en cuanto a equidad, pues recordemos que hace unos días, el director de Indian Wells tuvo que renunciar tras expresiones sexistas.

#EqualPlayEqualPay

Vía NYT
Comentarios