Ya viene el FYF Fest 2016 y acá les decimos todo lo que tienen que saber sobre él

Les ahorro un click. FYF significa Fuck Yeah Fest. Entonces FYF Fest es Fuck Yeah Fest Fest. No tiene sentido sobra un Fest. Era FY Fest o FYF solito. Lo acortaron a FYF por razones promocionales evidentes. Esta semana anunciaron el cartel para la edición 2016 y al verlo me dije a mí mismo: “Mi mismo, tenemos que asistir”

fyfcartel

Sábado los headliners son Kendrick Lamar y Tame Impala, por mucho, los dos actos que más quiero ver en este momento de mi vida. Kendrick Lamar, mejor conocido como el ídolo de Obama, veo casi imposible que venga a México. Cobra millones por su show y en México todavía no estamos listos para los raperos más grandes del mundo.

kendrick1

Cuando vino Kanye West en 2008, el Palacio de los Deportes lució semivacío. Actualmente Kendrick solo tiene confirmadas 4 fechas en Europa y el FYF Festival. Supongo que interpretará casi todo el To Pimp a Butterfly el cual, dicen los que saben, es el mejor disco del 2015. También me encantaría unas pocas del good kid m.A.A.d city. Sería muy emocionante ver a Kendrick con la ciudad que lo vio nacer, con su pueblo, con su gente.

Para mí el disco del 2015 fue el Currents de Tame Impala. Ellos sí van a tocar en todos los festivales de verano habidos y por haber. Ojalá vengan al Corona Capital en México. Lo mismo LCD Soundsystem en su regreso a los escenarios después de una larga espera (sic).

gracejonescool

 

El otro headliner es la cantante, supermodelo, productora y actriz jamaiquina Grace Jones. Por si fuera poco súmenle Air, Grimes, Hot Chip, Todd Terje, Beach House, Blood Orange, The Black Madonna, Hollywood, la raza y varios más.

El FYF se lleva a cabo en el centro de Los Angeles. Inició en el 2004 cuando un tal Sean Carson, a sus tiernos 18 años, decidió armar un mini festival con 15 bandas locales en Echo Park. Él comenta que su objetivo era pasarla bien un sábado con amigos.

Kelsey J Heng for FYF Fest

Así, el festival creció orgánicamente hasta convertirse el día de hoy en uno de los más importantes del West Coast, como le llaman. Sean comenta que su enfoque es 100% en la curaduría de bandas y en que el asistente tenga una experiencia agradable.

Los boletos cuestan $200 dólares que, a $18 pesos por dólar, es un dineral pero hace un año cuando estaba a $13 no estaba tan mal. La buena noticia es que FYF te lo da en 4 cómodas mensualidades de 50 bucks. Ya ni en Coppel.

Un boleto de avión a L.A. ronda los $300 cuando para Lollapalooooser en Chicago son como $500. También tiene la ventaja de que a diferencia de Coachella, no hay que salir de la ciudad, rentar coche o llevar tienda de campaña.

Puedes llegar en metro y en L.A. hay millones de opciones de Airbnb. El festival dura solo dos días pero para mi gusto el tercero ya sale sobrando. Conclusión: no hay conclusión, pero ahí nos vemos.

Por @hombregratis

Comentarios