Formal prisión a canadiense por abuso de menores; revelan otro caso en Tabasco

Aunque parecía que la iba a librar, ya el fiscal de Guerrero señaló que el delito de abuso de menores no es grave, Walter Zuk, nombre del sujeto que se encargó de demostrar que no todos los canadienses son buena onda, recibió su respectivo auto de formal prisión.

Hasta el momento se sabe que Zuk estará encerrado en una cárcel de las cruces de Acapulco, donde quizás le enseñen que dar besos a desconocidos no es tan “normal”, como él alegó en el video que un ciudadano tomó al percatarse que el canadiense besaba en la boca a un par de niñas. En la grabación que se difundió en la red, Zuk comentó que las menores “gustaban de él y él de ellas”.

En sus primeras declaraciones ante la juez del juzgado 5° penal en el Cereso de las Cruces, Lic. Beatriz Fuentes Salgado, el acusado se dijo inocente, señalando que nunca ha abusado de menores… y que si besó a las niñas fue porque conocía a sus padres quienes, como son pobres, aceptaban los regalos que él les ofrecía.

canadiense-abuso-acapulco

Sin embargo, Francisco Epitacio Rodríguez, primo de la niña que aparece en un vídeo siendo besada por Zuk, negó conocer al canadiense y recibir dinero o regalos de él. Por otra parte, advirtió que no entregará a las menores al DIF, como se ha pedido en las redes sociales, debido a que presuntamente habría recibido una gratificación para hacerse de la “vista gorda” en lo que Zuk besaba y tocaba a las menores.

Y en lo que se concluye este caso… en Tabasco se dio a conocer uno similar: gracias a una grabación realizada por la empleada de un restaurante, la Fiscalía General del Estado comenzó una investigación para dar con el paradero del sujeto que aparece en la imagen. Esto, tras haber sido captado tocando las partes íntimas de una niña de aproximadamente cinco años de edad.

abuso de menores

Fernando Valenzuela Pernas, titular de la fiscalía detalló que el sujeto en cuestión podría alcanzar una pena de hasta 20 años en prisión. “La pederastia en Tabasco tiene una sanción privativa de la libertad de 15 a 20 años de prisión y se llega a agravar de 1 a 5 años más, dependiendo de si hay una relación de parentesco”.

Hasta el momento se desconoce la identidad del hombre que, al momento de ser captado, se encontraba en compañía de otras personas en el restaurante “El Teapaneco”.  Por cierto, tras difundirse el video, los dueños del restaurante publicaron un comunicado en el que aseguran no ser partícipes de los hechos, además de señalar que la empleada que grabó las imágenes no fue despedida.

Comentarios