Y en la imagen del día: El caimán gigante que atraparon en Florida

Lee Lightsey y Blake Godwin trabajan como guías en Outwest Farms, una especie de rancho en Florida donde se organizan cacerías controladas. El pasado 2 de abril, ambos cazadores guiaban un tour por la granja cuando en un estanque se toparon con un caimán que comía restos de otros animales.

Lo anterior no tendría nada de sorpresivo pues es bien sabido que hay zonas de Florida donde estos reptiles abundan, sin embargo, este caimán estaba un poco pasado de tamales, pues medía aproximadamente 4.5 metros de largo y pesaba unos 360 kilos. Cuando vieron que la enorme bestia salió del agua y se dirigía hacia ellos, Lee le disparó y lo mató.

Cuando quisieron mover el cadáver del animal les resultó imposible debido a sus dimensiones, por eso tuvieron que usar un tractor para sacarlo.

Ahí tomaron esta foto y Godwin la subió a Facebook, donde desde hace un par de días ha causado sensación:

caiman_gigante_florida_

Vamos a caer en un comentario común pero… ¡¡¡eso más bien parece dinosaurio!!!

Lightsey descubrió que en el estanque había restos mutilados de ganado de la granja, por lo que intuyó que el caimán se había estado dando un festín. Aún así, las dimensiones de este caimán no lo sorprendieron tanto, pues asegura que en los últimos años se ha topado con varios ejemplares de tamaño similar, sólo que un poco más pequeños.

Ahora el cuerpo del caimán cazado por Lightsey será analizado por algunos taxidermistas, quienes determinarán cuál es su verdadera longitud.

Por cierto, en esta granja se dedican a la caza de caimanes, jabalíes y pavos. Matar a un caimán grande (4 metros aproximadamente) cuesta $ 10 mil dólares y $ 4,500 uno más pequeño. La mayoría de estos animales son sacrificados con rifles de alta potencia y para que tengan el menos sufrimiento posible no se permite que sean heridos antes.

A Lucerito le gusta esto…

*** Vía BBC, HuffingtonPost
Comentarios