Este es mi primer amor

Por Miguel Ángel Delucio | @miguel_delucio

No cabe duda alguna que la mejor época de la vida es la niñez. Esos años donde nada te preocupa, todo es sencillo, el tiempo está hecho para hacer amigos y tan sólo dedicarse a buscar maneras de divertirse.

Sí, la inocencia es la creadora de esa sensación que de adultos sólo añoramos día a día. Esa sensación de tranquilidad que se pierde en el camino y jamás regresa, es inexplicable, porque con el tiempo se va olvidando lo que se sentía ser niño, sólo se recuerda que se sentía bien.

Durante esos años dorados llega el primer amor y no hablamos de alguien, sino de algo. En la mayoría de las ocasiones arriba por medio del papá, del hermano o hermana mayor o simplemente porque el destino lo decide.

Ese momento es cuando “eliges” al equipo que apoyarás toda la vida. Su llegada puede variar, pero como las estaciones del año, siempre lo hace. Además, el deporte o ámbito puede ser cualquiera, pero en ese instante que lo ves, sabes que llevarás esos colores hasta la tumba.

¿Por qué es el primer amor? Porque es el más inocente, porque llega cuando no lo buscas, porque no tienes prejuicios cuando lo encuentras, porque no tienes estándares de lo que quieres, simplemente te enamoras.

Es el primer amor porque a pesar de que no sabes por qué, te hace sufrir con sus derrotas. Porque sus triunfos te saben como propios, porque lloras inconsolable cuando algo malo les sucede.

Uruguay v Northern Ireland - FIFA Friendly Match

Además, en ese afán del pequeño en querer ser adulto, ese amor le concede el deseo. Le da sentido de pertenencia, le ofrece su playera que usan “los grandes” en los juegos, le da algo que defender a capa y espada como un padre defiende a un hijo.

Y así pasan los años, esos colores se impregnan en la piel hasta convertirse en parte de nosotros. Esto llega a un punto en que se puede olvidar cómo llegó ese enamoramiento, pero no se puede quitar de la memoria el sentimiento tan arraigado. Tu equipo es parte de lo que eres.

Con todo esto, cuando quieras recordar o alguien te pregunte por qué apoyas a tu equipo desde pequeño y la respuesta será sencilla: es mi primer amor.

***Fotos Getty Images

seguir sopitas deportes

Comentarios