Más fuerte que las bombas: Una película sobre pérdidas y reconciliaciones

Durante las últimas semanas existe la percepción de que la cartelera en las salas de cine es poco atractiva y que no hay opciones que ameriten que vayamos y gastemos nuestro dinero en la taquilla. Sin embargo, aunque escasas, sí hay buenas y muy recomendables películas.

Una de ellas es Más fuerte que las bombas (Louder tan bombs) película del director noruego Joachim Trier, que este fin de semana se estrena en México y que es una interesante propuesta que no pueden dejar pasar.

masfuerte_bombas_1

¿De qué va?

La trama comienza cuando Johan (Jesse Eisenberg) regresa a la casa donde nació pues se presentará una exposición póstuma sobre su madre, Isabelle Joubert Reed (Isabelle Huppert), quien fuera una reconocida fotógrafa de guerra. Ahí aprovechará para pasar un rato con su papá Gene (Gabriel Bryne) y su hermano menor Conrad (Devin Druid).

Esta reunión que aparentemente no representa gran cosa, hace que Gene y sus hijos descubran que aún no han aceptado la pérdida de Isabelle. A su modo cada uno intente reconciliarse con su pasado y despejar las dudas que nublan su presente.

masfuerte_bombas2

Hablar de esta película no es nada fácil, pues aunque en apariencia su trama es sencilla, detrás de ella se esconde una complejidad bellamente lograda y muchos subtextos que se van desarrollando conforme avanza la trama.

Poco a poco el espectador va adentrándose más en la relación que Isabelle tenía de cada miembro de la familia, descubriendo la forma en la que su fallecimiento afectó sus vidas: Conrad es un adolescente que se aísla socialmente, que no encuentra su lugar y que busca la forma de acercarse a una de las chicas más populares de su salón; Johan enfrenta los miedos que le provoca su reciente paternidad; y Gene intenta tener una mejor comunicación con sus hijos, además de que intenta rehacer su vida con una de sus compañeras de trabajo.

masfuerte_bombas3

Frecuentemente Isabelle se hace presente en la vida de cada personaje. No importa que aparentemente hayan superado el duelo, las fisuras de las fracturas emocionales de esta ausencia afecta cada vez más a toda la familia, como una herida que nunca cierra y que constantemente los hace volver al pasado donde buscan respuestas a la confusión que sienten.

Además de sostenerse en lo brillante de su historia y en las puntuales actuaciones de un elenco de primer nivel, Más fuerte que las bombas encuentra uno de sus puntos fuertes en los matices visuales con los que Joachim Trier va bordando las imágenes. Así, las escenas de un entrenamiento de porristas o de un accidente vial terminan por convertirse en poesía visual.

fuerte_bombas_ddd

Más que un drama familiar, Más fuerte que las bombas es una película de iniciación, en donde el camino hacia la madurez está plagado de confusión, dudas y dolor, donde las verdades dichas a medias son lacerantes pero también liberadoras.

Al final queda claro que hay fuerzas mucho más potentes y letales que las bombas, que hay emociones imposibles de contener y que tarde o temprano explotan, y que existen lazos que ni la muerte pueden romper.

Vayan a verla, les dejará mucho que pensar y seguramente la disfrutarán.

Por @gabrielrevelo

Comentarios